Carnes

Se valorizó la carne ovina, bajó volumen

Precio de la tonelada uruguaya subió 9,8%

CARNE

Ovinos. El sector espera las oportunidades que otorgará Estados Unidos para los cortes sin desosar.

 

Pablo Antúnez.
La tonelada de carne ovina uruguaya exportada hasta la primera quincena de agosto subió 9,8% en promedio, pero el volumen embarcado descendió 48,2%, como consecuencia de igual baja en la faena, según confirman las cifras estadísticas del Instituto Nacional de Carnes (INAC). Siempre comparando la primera quincena de agosto de 2015 con igual período de 2014, este año los frigoríficos uruguayos exportaron 5.051 toneladas peso canal por US$ 29,3 millones frente a las 9.064 toneladas peso canal por US$ 51,5 millones que se vendieron en la segunda quincena de agosto de 2014.
El principal mercado continúa siendo Brasil que demandó 3.525 toneladas peso canal -hasta la primera quincena de agosto del año en curso- contra 5.062 toneladas que compró a igual fecha de 2014; las ventas cayeron 30,36%. A la vez, la facturación en este destino bajó 48,13%, según datos de INAC.
En segundo lugar se ubicó China con una compra de 695 toneladas peso canal contra 2.935 toneladas peso canal en la segunda de las fechas mencionadas. En este caso la facturación subió 43,29%.
La Unión Europea fue el tercer mayor mercado para la carne ovina uruguaya, pero la colocación del producto en ese destino bajó 31,49%. A este mercado van los cortes más valiosos de la res (lomos y perniles) y Uruguay tiene un cupo de 5.800 toneladas peso canal o 3.480 toneladas peso embarque; es un cupo anual.
Medida en dólares -siempre según los datos del INAC-, la facturación bajó 37,79% cuando se compara la primer quincena de 2015 con igual período de 2014.
Como cuarto destino de importancia figuran los países de la Federación Rusa, con una demanda de 241 toneladas frente a 376 toneladas. La facturación en este destino cayó 32,83%.
Este año, Uruguay producirá menor cantidad de corderos respecto a la zafra anterior, al menos así lo mostraron los resultados de las ecografías, donde se constató menor porcentaje de mellizos debido a problemas climáticos. El futuro para la carne ovina uruguaya es promisorio y días atrás, el presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Alejandro Gambetta, exhortó a los productores a apoyarse en la tecnificación y a manejar los ovinos en forma diferente a cómo lo vinieron haciendo hasta el momento.
La apertura de Estados Unidos para la carne ovina uruguaya con hueso está muy próxima y dará nuevas oportunidades. A ella hay que sumarle el ingreso en México y Canadá, también para cortes con hueso; Uruguay será el primer país de la región en entrar con cortes con hueso en América del Norte. Algo más lejano en el tiempo está la aspiración de acceso a la Unión Europea con cortes con hueso, pero el compartimento ovino instalado por Uruguay muestra que se puede. Ingresar en estos destinos, abre la oportunidad de continuar valorizando la carne ovina uruguaya.

Rurales EL PAIS