Carnes / políticas / Sanidad

Retiro del mercado de productos con Ethion se hace en forma normal y ordenada

Monitoreo oficial revela fuerte colaboración de los privados.

CARNE

 Pablo Antúnez

Los primeros monitoreos de mercado impulsados por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) están mostrando que los laboratorios elaboradores de específicos veterinarios están retirando en forma normal y ordenada, todos los productos que contienen Ethion, como decidió el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Tras los problemas generados en Estados Unidos por algunos contenedores con carne bovina uruguaya exportados hacia ese mercado conteniendo trazas de Ethion, producto prohibido en ese país, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca emitió un decreto estableciendo el retiro por 180 días de todos los específicos que contengan ese principio activo.

Se trata principalmente de garrapaticidas y algunos para  combatir la mosca de los cuernos. En ese lapso, las empresas deberán presentar nuevos datos sobre residuos en carne y otros productos, para que el MGAP los analice y si los aprueba, reincorpore ese medicamento al Registro Nacional de  zooterápicos, cuya habilitación tiene una validez de 10 años.

El titular de la Dirección de Laboratorio Veterinario “Miguel C. Rubino”, Álvaro Núñez, dijo a El País que  las empresas están muy comprometidas con la apertura de mercados y con el estatus sanitario del Uruguay, por lo que están colaborando mucho con el MGAP. La Dilave es la dependencia del MGAP que se encarga del monitoreo, análisis, aprobación y registro de los específicos veterinarios que se utilizan en el mercado uruguayo.

Núñez reconoció que la producción de nuevos datos sobre los específico que contienen  Ethion como principio activo   “llevan tiempo”, pero aseguró que “todas las empresas tienen la capacidad y la experiencia para generar esos estudios”.

Según supo El País los volúmenes a retirar del mercado uruguayo no serían muy grandes, aunque para algunas empresas, los garrapaticidas y mosquicidas a base de Ethion son su producto principal en cuanto a ventas.

Tras el rechazo de los seis contenedores, uno del Tacuarembó Marfrig y los otros exportados por la planta de PUL, perteneciente al grupo Minerva Foods, presuntamente por el mal uso de los garrapaticidas y mosquicidas con Ethion, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca busca concientizar a los productores a que respeten los tiempos de espera para evitar que queden en carne y lácteos y se afecte los mercados que los compran. Afortunadamente, en el caso de Estados Unidos, el mercado siguió abierto y recibiendo carne vacuna uruguaya, no corriéndose riesgo de un cierre.

Incluso, en su momento, el ministro Tabaré Aguerre aseguró que la devolución de los contenedores “no implica riesgo de perder ese mercado, pues no es algo repetitivo ni hubo problemas de intoxicación”. Asimismo, explicó que este hecho preocupa, pero está entre el porcentaje de error previsto.

El Codex Alimentarius, la herramienta creada por el organismo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proteger la salud de los consumidores, no fijó el límite máximo de residuos de Ethion en tejidos de especies animales y a su vez, Estados Unidos viene aplicando controles mucho más sensibles, por lo que el envío de carne procedentes de animales tratados pero sin respetar los tiempos de espera del producto, genera serios dolores de cabeza.

A partir del problema, el MGAP tiene permitido el tránsito hacia faena de ganados con presencia de garrapata sin la interdicción del predio remitente —como sucedía antes y desde 2008— pero bajo estricta vigilancia de los veterinarios oficiales y los del sector privado.

Rurales EL PAIS