Carnes

Representantes de la UE piden que la carne no forme parte de acuerdos multilaterales

La española Asoprovac, la irlandesa Irish Farmers Association, la francesa Fédération Nationale Bovine y la italiana Consortium Italia Zootecnica, se reunieron el pasado 17 de mayo en París para mostrar la grave situación de crisis que atraviesa el vacuno en algunos estados miembros de la UE y alertó de la posible degradación de dicha situación en el segundo semestre del 2016 a no ser que la Unión Europea lleve a cabo acciones decisivas para corregir aspectos críticos del vacuno de carne.

Reses, Frigorifico Tacuarembo, 20031026 Foto Colmegna 86701, Archivo El País

Reses, Frigorifico Tacuarembo, 20031026 Foto Colmegna 86701, Archivo El País

Esta situación se debe fundamentalmente a los precios en los principales países productores de carne vacuna de Europa: Francia, Italia, España e Irlanda se han deteriorado de manera importante, incluso, según denuncian por debajo de los costes de producción, y esta situación es insostenible. Las dificultades del mercado generadas por el cierre del mercado ruso, el incremento de producción consecuencia de la desregulación del mercado lácteo y la caída del consumo, han llevado al colapso general de los precios y están impactando directamente a los productores especializados de ganados vacunos.

Los principales productores de carne de vacuna de la UE piden a la Comisión de la UE que tomen medidas decididas en las siguientes cuestiones de precios y de mercado que pasan por la reapertura del mercado ruso, garanticen el acceso a mercados clave para la carne vacuna y las exportaciones de ganado vivo de la UE. También piden un observatorio del mercado vacuno con precios al productor y al consumidor y otros índices claves como costes para así poder hacer previsiones y tomar medidas precisas y oportunas.

También piden fondos adicionales para la promoción y simplificar el acceso a los mismos para hacer frente así a la caída del consumo interno y acciones para mejorar las relaciones de la cadena ganadero-cárnica que incluyan un reparto más justo de precios a lo largo de la misma.

Los productores de carne vacuna de la UE aplauden la reciente decisión de retirar al sector de la carne vacuna de la oferta transmitida por la UE a los países del Mercosur gracias a la fuerte campaña de presión tanto a nivel nacional como comunitario, por las organizaciones de productores de carne europea. Esperamos que esta medida temporal se convierta en definitiva. Además, hay total oposición entre los productores de vacuno europeos para cualquier acción de la Comisión UE encaminada a negociar un acuerdo comercial con Mercosur, ya que solo puede ser perjudicial para el sector de la carne europea ya que permitir la importación de carne de vacuno en el mercado de la UE que no cumple con las normas de la UE a través de los temas clave de la trazabilidad, seguridad alimentaria y programas de sanidad animal, bienestar animal y medio ambiente, es una traición a los consumidores europeos por parte de la Comisión, el Parlamento y los países que lo apoyan.

El Institut de l Elevage ha presentado un informe detallado sobre el impacto del acuerdo comercial TTIP entre la UE y los EE.UU, que muestra una caída del 10% de los precios de la carne de vacuno europeos y de hasta un -40 a-50% de los ingresos agrícolas de los productores de vacas nodrizas en países como Francia e Irlanda, lo que le costaría al sector en torno a 3.000 millones de € al año.

Ante esto, los productores de carne de vacuno de la UE solicitan a la Comisión que defiendan plenamente al sector de la carne de vacuno europea en toda negociación comercial para que no sea intercambiado en las negociaciones del Mercosur o del TTIP en materia de contingentes arancelarios de la carne de vacuno.

La UE debe realizar y publicar una evaluación de impacto acumulada de todas las ofertas comerciales en el sector de la carne, antes de proceder con el cierre o reapertura de cualquier otra negociación.

Fuente: Eurocarne.

Rurales EL PAIS