Carnes

Repercusiones del Pabellón de Uruguay en la Expo Milán

“La primera cosa que los hará acercarse al Pabellón de Uruguay es el perfume de la carne a las brasas que proviene de su restaurante.

Antes de sentarse en la mesa, levanten los ojos: en frente a ustedes, verán una estructura con madera (muchas leñas encendidas por las brasas), metal, vidrio y materiales reciclables.

QUÉ HACER. El corazón del Pabellón es la grande (y única) sala multimedia que se accede por una rampa lateral. Un cortometraje se proyecta sobre una pantalla con brazos robóticos que circunda al público. El film cuenta, a través de un diálogo entre generaciones, la tradición del Uruguay y los progresos del país.

FOOD. Aquí se come la mejor carne que se puede encontrar en la EXPO, y eso explica la cola que expresamente se forma. El servicio a la mesa (aunque el cubierto cuesta 3 euros) es cordial y el ambiente es relajado. Prueben el medallón de lomo acompañado de papas dulces. Un poco caro (el plato cuesta entre 25/36 euros) pero vale la pena”.

Beatriz Luna, en base a Diario Corriere Della Sera (Italia).

Rurales EL PAIS