Carnes

Producción de carnes seguirá subiendo el próximo año, según Rabobank

 

Aumento podría superar crecimiento promedio de los últimos diez años.

Carne vacuna en frigorífico. Paraguay. Foto: 5 Días

La consultora Rabobank confirmó que la producción de proteína animal en el mundo continuará creciendo en 2018. Estimó que se están creando oportunidades de negocio debido a la competencia entre las distintas especies y sobre todo, en los destinos a donde se exporta carne, especialmente en el caso de los países asiáticos.

Justin Sherrard, analista de Rabobank, estima que el crecimiento que se registre supere a la media de los últimos 10 años debido fundamentalmente a la evolución de la producción en Brasil, China y EE.UU. En el caso específico de la carne vacuna, se espera que crezca por tercer año consecutivo y en cuanto a la de cerdo será la que más crezca. También se prevé crecimiento para la producción e carne aviar.

Serrard destaca que será el mercado de las exportaciones donde se registre mayor competencia y también hay más incertidumbres por las distintas políticas comerciales a nivel internacional, las negociaciones del NAFTA, la evolución de las negociaciones del Brexit o la relación comercial entre EE.UU. y China. A esto hay que sumar las posibles enfermedades animales que se vivan y cómo éstas afecten al comercio mundial de carnes.

Como temas a tener en cuenta de cara al futuro, Rabobank estima que para 2018 habrá que tener en cuenta la evolución de las empresas, la evolución que registre la venta minorista, el impacto que tengan las proteínas alternativas y la implantación de las nuevas tecnologías.

En el caso del comercio minorista, es uno de los canales de venta que más está evolucionando ante la variedad de productos y la velocidad de cambio ante la falta de definición de algunos de los canales de venta. Esto puede suponer nuevas oportunidades en el caso de grandes países como China y a otras cadenas fuertes.

En cuanto a las proteínas alternativas, Rabobank estima que seguirán creciendo y captarán más el interés del consumidor que busca alimentos innovadores.

Cuando se trata de innovación, la tecnología, y en particular la tecnología impulsada por datos, está empezando a generar valor a lo largo de la cadena, mejorando su gestión y ahorrando costes. A esto se debe sumar la reducción del impacto medioambiental de la producción cárnica y afrontar las preocupaciones sociales en torno a la carne.

Por regiones, para Norteamérica se espera que la producción cárnica siga creciendo en todas las especies, lo que hará que su evolución dependa cada vez más de las exportaciones y que dependa cada vez más de la evolución de sus acuerdos comerciales. También seguirá creciendo la producción brasileña y en Argentina en 2018, en torno a un 5 y un 4% respectivamente.

Respecto a la UE, las exportaciones son vitales para la evolución de su mercado cárnico al necesitar cada vez más nuevos mercados. La producción crece pero las cuestiones sociales en torno a la ella por parte de los consumidores también.

En el caso de China, la demanda de carne de aves permanecerá igual mientras que la de cerdo crecerá por lo que las importaciones de otros países deberían reducirse. En vacuno, la demanda de carne de vacuno también subirá por lo que las importaciones de esta carne también.

Rurales EL PAIS