Carnes

Proyecciones prevén aumento en las importaciones cárnicas de China

Según Rabobank es para cortes bovinos y las carnes blancas

Frigorífico. Foto: archivo El País.

La consultora holandesa Rabobank espera que China incremente las importaciones de carne bovina, cerdo y ave hasta 2020, posicionándose como el comerciante de carne más importante del mundo, con importaciones que superarán más de 6 millones de toneladas anuales.

En el marco de su informe sobre la evaluación de la demanda china de proteínas de origen animal hasta 2020, la fuente estimó que el crecimiento económico del país se está desacelerando y la tendencia en la demanda de carnes y productos cárnicos importados tiene el mismo comportamiento. Pese a eso, ante la gran población, la demanda continúa siendo relevante y hay grandes oportunidades para los principales exportadores cárnicos a nivel mundial.

Rabobank explicó que por el lado de la oferta, la producción de carne de cerdo en China se espera que cambie mientras que la producción de carne aviar enfrenta posibles incertidumbres, porque el mercado se abastece con productos importados. Con los nuevos casos de gripe aviar en el mundo y su afectación del comercio, se redujo el número de países abastecedores. A su vez, la producción interna de carne vacuna caerá. Como consecuencia, se espera que las importaciones aumenten constantemente.

Según la previsión, se espera que la demanda de carne vacuna en el país asiático supere la producción nacional, lo que conducirá a crecientes importaciones en los próximos años. Para 2020 se espera que las importaciones representen más del 20% de la oferta total de carne vacuna en el mercado chino.

Para Uruguay el mercado chino es el principal demandante de carne bovina con hueso y menudencias. Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), hasta el pasado 25 de febrero llevaba importadas 30.363 toneladas peso canal por US$ 101.959.000. Las compras crecieron 43,61% y la facturación 34,82%, siempre respecto a igual fecha del año anterior.

Al convertirse en el principal importador mundial de carnes, la principal incógnita es si China no buscará influir en el comercio mundial de la carne y también se cuestiona si las grandes firmas cárnicas del planeta van a lograr tener cadenas de producción sostenibles para satisfacer las demandas de ese mercado gigante.

Rurales EL PAIS