Carnes

Plantas de abasto mantienen firme el precio del ganado

Mercado mundial de la carne no ayuda a los exportadores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El mercado ganadero sigue mostrando una disminución de la oferta de novillos gordos bien terminados y por consiguiente mejores valores.
El consignatario Alejandro Berrutti, principal de United Breeders & Packers dijo a El País que “hay una clara diferencia entre la puja que están ejerciendo los frigoríficos dedicados al abasto interno frente a las plantas que se dedican a la exportación”.
Agregó que en el segmento del abasto interno “es donde se está dando la mayor valorización, la más rápida y la más fuerte”. Berrutti dice que la postura de las plantas que destinan su carne al mercado interno tiene sentido porque “hay falta de disponibilidad de ganado y un mercado local que al reducir los volúmenes de faena, cuenta con una menor cantidad de carne disponible y lo hace sentir”. Esas plantas ya le trasladaron al consumidor la suba de los precios del ganado -los precios de la carne en el abasto acumulan dos subas en las últimas semanas- y el mercado no retrajo el consumo.
En la otra vereda, los frigoríficos dedicados a la exportación de carne (muchas de esas plantas también vuelcan cortes en el mercado interno), si bien también sufren un ajuste al alza en los precios del ganado, desde la óptica de Berrutti, “el ajuste no será tan fuerte como puede ser en el abasto porque los equipos Kösher están retrasados”.
Esta semana se conoció que la decisión de la Suprema Corte de Israel no es favorable a los intereses de los importadores de ese país y el regreso de las cuadrillas de rabinos a los frigoríficos de toda la región volvió a dilatarse. En años normales, los equipos de rabinos ya deberían estar faenando en los frigoríficos uruguayos y dándole dinamismo al mercado ganadero.
“Al no tener los negocios para el delantero bovino -Israel es un fuerte importador de esta materia prima- que les permita pagar otro valor, la industria exportadora no necesita corregir los precios al alza”, dijo Berrutti. Pero, al retraso de las faenas de bovinos para Israel, también se suma un mercado de la Unión Europea que muestra precios debilitados para los cortes del trasero, que son los más valiosos de la res.
La sequía que afecta varios departamentos, principalmente en el sur del país, sigue quitando oferta, se perdieron los verdeos y hay un gran retraso en los engordes. A la vez, en los departamentos del litoral, donde la situación forrajera está mejor porque el régimen de lluvias fue superior, con el calor, algunos verdeos y campos rebrotaron. Eso hace que la oferta de ganado sea mayor e incluso muchos consignatarios que habitualmente compran ganado en el centro y este del país, ahora se vuelcan al litoral porque es donde está la oferta.

Rurales EL PAIS