Carnes

Piden mejorar el acceso de carne vacuna en Corea

Frigoríficos demandan ampliar la habilitación de plantas.

Carne

Carne. Australia, el gran competidor, hoy está vendiendo a precios por encima de los de Uruguay. Foto: Archivo El País.

 

Pablo Antúnez. 
El director general para el Cono Sur del grupo Marfrig, Marcelo Secco, consideró que si se consigue ampliar el número de plantas habilitadas para exportar carne vacuna a Corea del Sur y si se levanta la restricción de sólo exportar cortes anatómicos, Uruguay podría tener una mejor posición en ese destino.
“Hoy nuestro principal competidor en ese mercado es Australia y tiene precios relativamente más altos frente a los de Uruguay”, explicó el industrial a El País.
Corea del Sur fue uno de los destinos que a Uruguay más le costó abrir para sus carnes -se ingresa con cortes desosados y madurados, pero aún se cuenta con el listado original de frigoríficos habilitados, nunca llegó una ampliación de empresas habilitadas.
Por otro lado, el hecho de tener que vender cortes anatómicos, encarece y limita la inserción en el mercado.
“En lugar de vender un block de carne, como tradicionalmente se hace en otros mercados cuando es carne para picar, en el caso de Corea del Sur el protocolo sanitario tuvo una limitante que es tener que vender corte por corte, envasados de a uno. No puede ir un block entero de los 25 o 27 kilos de la caja”, explicó Secco. La restricción “dificulta la operativa y sube los costos. Muchos de estos productos que son commodities y que van normalmente a proceso, le es operativamente más difícil poder procesarlos a quien lo recibe en Corea del Sur”, agregó.
Secco es consciente de que las limitantes antes mencionadas son dos puntos que todavía están pendientes de negociación, pero alertó acerca de las posibilidades comerciales que las empresas uruguayas están perdiendo en este mercado.

Mercado.

Analizando el mercado mundial de carnes, el ejecutivo dijo a El País que “las exportaciones están lentas”.
Entre los principales mercados para la carne vacuna uruguaya recordó que Israel aún no retomó las faenas en Uruguay y dijo que en estas últimas semanas se ve una Unión Europea más dinámica. A su vez, las compras desde China están enlentecidas, pretendiendo diferenciar a la baja los valores con una demanda más cuidadosa y menos volumen.
Todo eso, hace que “la demanda haya ido acompañando a la faena y eso va a hacer que agosto y septiembre, como es tradicional, sean los meses de bajas exportaciones”, reflejando una menor actividad industrial.
El grupo tiene previsto paralizar las faenas por una semana en su planta de Salto (frigorífico “La Caballada”). A su vez, Lorsinal hará algunos arreglos en el frigorífico y cerrará a partir del próximo lunes, San Jacinto no faenará por 10 días a partir del pasado lunes 3 y Frigoyí (en Durazno) paraliza su actividad entre el 18 de septiembre y el 7 de octubre, según publicó Faxcarne esta semana.
El retiro de las faenas de rabinos que supervisan y desarrollan las faenas rituales cuya carne es destinada a Israel , le quitó presión al mercado, cayeron los precios del ganado y la oferta se achicó, ayudada por las lluvias y por un buen rebrote de los campos. El panorama cambió y el productor no tiene apuro por vender.

Aprontan la auditoría china

Se espera que este mes llegue una nueva auditoría de China para levantar el bloqueo a cuatro plantas -tres de Marfrig y Frigorífico Sarubbi- que fueron observadas tras una exportación de grasa vacuna comestible, presuntamente en mal estado. La investigación del MGAP mostró que hasta el embarque no hubo alteraciones del producto.

Rurales EL PAIS