Carnes

“No hay indicios de una mayor demanda rusa por carne vacuna uruguaya”

En el futuro cercano se espera “otra devaluación del 10% de la moneda rusa”, comentó Guillermo Pigurina, gerente general de JBS en Uruguay.

Stand de Inac en Rusia.

Stand de Inac en Rusia.

“Siendo claro y sincero me parece que no hay muchos indicios de una mayor demanda rusa por carne vacuna”, comentó Guillermo Pigurina durante el primer día de actividad de la feria ProdExpo Moscú. El gerente general de JBS en Uruguay dijo, en Valor Agregado en Carve, que “no se ve una reactivación del mercado que nos posiciona en una situación más favorable a corto plazo”.

Pigurina, que viajó con la delegación del Instituto Nacional de Carnes en representación de las industrias frigoríficas, afirmó que hay “muchas interrogantes por delante”, entre ellas, “se habla de una posible devaluación del 10% para el rublo ruso”. Sin embargo, destacó que se observa “un mayor movimiento en todas las esferas comerciales en base a una mejor posición del petróleo”.

Más allá de la estabilidad del crudo, el gerente de JBS dijo que para la carne vacuna no se avizora nada transformador que permita cambios radicales. Agregó que “va a seguir siendo un buen mercado para el hígado, corazón y riñón, donde se registraron buenas ventas con precios firmes a principios de año”.

Además, ante la suspensión rusa a las importaciones de carne vacuna de Nueva Zelanda, que se destaca por los envíos de menudencias, Pigurina indicó que esa coyuntura dejaría “cancha abierta para trabajar más cómodos”. Mientras que para los otros productos es importante analizar qué hacen los competidores más fuertes y cercanos como Paraguay y Brasil.

Competidores. “Curiosamente Paraguay no está presente con stand”, señaló Guillermo Pigurina, quien agregó que “es poco explicable porque va a participar en Dubai y no está acá”.

Señaló que Paraguay “está bien posicionado en Rusia y todos están buscando esa carne porque ingresan con mejores precios”.

Mientras que Brasil con interesante participación “no se sabe si van a mantener con estos precios porque necesita más altos para vender a ese mercado y los rusos no ven que se eleven al corto plazo”.

Escuche a Guillermo Pigurina:

Rurales EL PAIS