Carnes

MGAP reintegrará la certificación al frigorífico PUL

Detección de trazas de Ethion se debió a mal uso del producto.

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) levantará, en las próximas horas, la suspensión temporaria de las certificaciones de carne bovina para Estados Unidos a Frigorífico PUL. Tras la detección de trazas de Ethion —principio activo de fármacos usados para el control de garrapata y mosca de los cuernos en el ganado—, la secretaría de Estado puso en marcha una investigación interna a nivel de campo y a nivel de las faenas de la citada industria perteneciente al grupo brasileño Minerva.

“La suspensión de los certificados de exportación (para Estados Unidos), no fue ninguna sanción, hubo una suspensión preventiva mientras duraba el proceso de investigación”, aclaró ayer el ministro Tabaré Aguerre. Apareció el primer caso el 13 de noviembre de 2015, el 5 de diciembre de 2015 comenzó la investigación de campo y de faena, según agregó el jerarca del Ejecutivo.

Aguerre explicó que se le suspensión a PUL la certificación de exportación después de cuatro meses de investigaciones y en el marco de un fuerte intercambio de información con Estados Unidos.

Uruguay suspendió temporalmente el uso, comercialización e importación de Ethion, dándole un plazo de 180 días a los laboratorios para que levanten los productos que hay en plaza y aporten nuevas investigaciones sobre los tiempos de espera, tras el uso del producto, para evitar porcentajes de residuos en carne que afecten la exportación a los mercados.

El ministro explicó que en el marco de la investigación desarrollada por el MGAP,  “el 90% de las situaciones analizadas tienen un límite de residuos que está por debajo de lo que podemos detectar (por debajo de 40 partes por billón), hay otro 10% que tiene niveles más altos. Tenemos que cambiar los límites máximos permitidos por este producto”, remarcó.

El ministro aseguró que tras los análisis, todo indica que “se le va a levantar la suspensión de las certificaciones a PUL, porque no es un problema del frigorífico. Es un problema asociado al uso del Ethion sin respetar los tiempos de espera”.

El problema generado con la detección de Ethion en carnes exportadas a Estados Unidos, cuyos contenedores fueron devueltos a Uruguay, le mostró a Uruguay la necesidad de readecuar su normativa, los registros y la necesidad de generar nuevas investigaciones que eviten problemas a futuro. Para Aguerre, el insuceso también mostró lo acertado que fue la creación de la   Unidad Ejecutora de Inocuidad Alimentaria. “Hoy tenemos el problema con el Ethion pero mañana lo podemos tener con cualquier otro producto, porque las normas son cada vez más exigentes”.

Rurales EL PAIS