Carnes

MGAP: hasta embarque “no hay fallas” en grasa a China

Informe llegó a la conclusión por mercadería en mal estado.

CARNE

Frigorífico. Las empresas que no están habilitadas para China encuentran una opción en Vietnam.

 

Pablo Antúnez.
El informe técnico impulsado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) a través de la Dirección General de Servicios Ganaderos sobre el problema causado por el rechazo de la autoridad sanitaria de China a seis contenedores, pertenecientes a cuatro frigoríficos uruguayos -contenían grasa bovina en rama, de riñonada y de intestino-, está terminado.
Mientras la exportación de grasa comestible congelada a ese destino sigue cerrada por las autoridades del MGAP y es posible que la restricción continúe en forma permanente, el titular de la Dirección General de Servicios Ganaderos, Francisco Muzio, dijo ayer a El País que “no hay nada que se haya podido detectar como una falla en la operativa hasta el embarque”, por lo que se le pedirá a China que “habilite nuevamente a los frigoríficos afectados”.
A través del trabajo de varios técnicos, se revisaron “todos los procedimientos en cada una de las cuatro plantas” observadas por las autoridades sanitarias de China -son tres del grupo Marfrig y otra de Sarubbi-, también se analizó “toda la documentación e incluso en dos frigoríficos hay mercadería similar que está en perfecto estado, no tiene ningún problema”, aseguró Muzio.
“Si hubo algún problema de otra índole no lo sabemos”, afirmó el jerarca.
El trabajo ha sido enviado a las autoridades sanitarias de China (Aqsic) y habrá que esperar una respuesta. Los contenedores fueron rechazados el mes pasado y según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), entre el 1 de enero y el 30 de mayo de 2015, el complejo industrial cárnico exportó 1.618 toneladas de grasa bovina comestible congelada por un monto de US$ 1,35 millones. China es el mercado que paga los mejores precios por este producto.

Mercado.

Mientras tanto, la colocación de carne bovina congelada hacia ese destino “continúa fluida y sin contratiempos”, según algunos exportadores y operadores consultados por El País. El operador Daniel Castiglioni, principal de la empresa Casti Trader, radicado en China, aseguró a El País que si bien el incidente generado por estos seis contenedores uruguayos con grasa no ha generado más comentarios, “los operadores están observando en mayor manera la calidad de los productos y prestan más atención a la fecha de producción”.
Según el operador, los importadores chinos tienen “cada vez más oferta de carne argentina y brasileña, por lo que se ponen a comparar”. Castiglioni, al igual que otros operadores consultados, confirmó que la demanda “continúa sostenida en la mayoría de los productos”, mientras que algunos importadores “se encuentran con algo de stock y prefieren esperar para presionar y llevar los precios a la baja”.
En China, los frigoríficos argentinos están ofertando cada vez más volumen y la industria brasileña concretó sus primeros negocios, principalmente con cortes del delantero.
Hasta el pasado 18 de junio, según los datos del INAC, los frigoríficos uruguayos llevan exportadas a China 72.226 toneladas bovinas peso canal, cuando el año pasado a la misma fecha de la comparación llevaban vendidas 44.235 toneladas, también medidas en peso canal.
El broker Alejandro Berrutti (United Breeders & Packers) aseguró que aquellos frigoríficos que no están habilitados para exportar a China, tienen una buena opción en Vietnam, donde “se están haciendo negocios puntuales con los mismos cortes, pero a menores valores”. También está resultando una buena opción la habilitación de Panamá.

Negociaciones.

En tanto, desde la Dirección General de Servicios Ganaderos se hacen gestiones para habilitar 18 frigoríficos para exportar carne bovina y ovina con destino a Egipto, según confirmó Muzio en diálogo con El País.
En ese sentido, ya se envió la información solicitada por las autoridades sanitarias de ese país, se espera una respuesta y la confirmación de la fecha de la auditoría sanitaria en Uruguay.
En paralelo, se trabaja en el análisis de riesgo con Emiratos Árabes Unidos para colocar carne bovina, donde tendrían buena chance los cortes de alta calidad destinados a segmentos de mercado de alto poder adquisitivo, principalmente restaurantes y algunas cadenas hoteleras.

Rurales EL PAIS