Carnes

México podría comprar más carnes uruguayas este año

Si las presiones del presidente Trump siguen Uruguay podría beneficiarse

Carne vacuna. Foto: archivo El País

Pablo Antúnez

México podría demandar más carnes uruguayas este año y los frigoríficos uruguayos que mantienen presencia en ese país, están comenzando a ver ese mercado con otros ojos.

Los consumidores mexicanos están acostumbrados a consumir la carne procedente de los corrales de engorde (feedlot) de Estados Unidos, pero las presiones comerciales del presidente estadounidense Donald Trump, podrían hacer que, a futuro, los importadores aztecas pongan mayor interés en las carnes uruguayas —hay un Tratado de Libre Comercio entre los dos países que favorece en materia arancelaria— e incluso, las autoridades sanitarias aztecas, podrían llegar a abrir el mercado para los cortes ovinos con hueso procedentes del compartimento ovino de alta bioseguridad antes de lo previsto. “Uruguay es uno de los candidatos privilegiados para abastecer el mercado mexicano con sus carnes” si las presiones de Trump hacen que, a futuro, México muestre un mayor nacionalismo, comentó a El País el vicepresidente de Frigorífico “San Jacinto”, Gastón Scayola.

La empresa mantiene contacto asiduo con un grupo importador azteca que continúa con una fuerte presencia en las cadenas de supermercados de alto valor y los restaurantes de elite, donde la carne vacuna uruguaya está bien posicionada. Esos cortes uruguayos ya están arraigados entre los consumidores de alto poder adquisitivo del país azteca, que ya están acostumbrados a su calidad y que encuentran en ellos una diferencia importante respecto a la carne bovina mexicana y estadounidense.

Más allá de las ventajas arancelarias, México continúa siendo un destino poco atractivo para los frigoríficos uruguayos dentro de los 150 mercados que pueden abastecer.

La buena noticia es que la carne vacuna uruguaya tiene más mercados para valorizarse, por lo que la industria busca aquellas opciones de negocio donde se pague más.

Hasta el pasado 11 de febrero, según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), los importadores mexicanos compraron 26 toneladas peso canal de carne vacuna, cuando a igual fecha del año pasado habían comprado 76 toneladas peso canal.

Sin embargo, el panorama puede cambiar en los próximos meses. Las 26 toneladas peso canal  importadas representaron US$ 99.000.

Ovinos. Mientras tanto, en ovinos, el mercado ya está habilitado para cortes desosados y madurados, pero casi no se hacen negocios.

El año pasado, las autoridades sanitarias mexicanas mostraron mucho interés en el compartimento ovino de alta bioseguridad, impulsado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, el Secretariado Uruguayo de la Lana y otros organismos. La herramienta creada por Uruguay para derribar con argumentos científicos las barreras que imponen ciertos mercados, argumentando que todavía es un país libre de fiebre aftosa con vacunación, apunta a demostrar que no hay circulación viral y que por lo tanto, la carne con hueso es segura. Mientras se negociaba con Estados Unidos para abrir el mercado para la carne ovina con hueso, también se adelantó el trámite con México.

Analiza la compra de maíz y soja argentina. A su vez, el gobierno de México analiza comprar soja y maíz en la Argentina frente a la disputa abierta con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por los inmigrantes. Así lo aseguró  a La Nación el secretario de Agricultura del país azteca, José Calzada. “Argentina fue el primer país que levantó la mano cuando comenzaron los ataques de Estados Unidos. Me gustaría ver la posibilidad de comprarles soja, para tener una opción nueva, además de que está más barata y es de la misma calidad que la de EE.UU. Además, hay que mandar ese mensaje, que podemos comprar a otros países sin problema”, señaló el funcionario. México importa de los Estados Unidos 4 millones de toneladas de soja y 10 millones de toneladas de maíz.

Rurales EL PAIS