Carnes

Mercado internacional de la carne terminó con dificultad e incertidumbre

El año finalizó  con luces de todos los colores, aseguró Alejandro Berrutti.

Rurales - El País

Rurales – El País

El principal del escritorio Berrutti Negocios Rurales y broker de carnes dijo en radio Carve que el negocio de la carne vacuna terminó con algunos mercados negros donde la situación no es la de antes, otros mercados donde se sigue operando pero con algunas dificultades cuando la cuota se termina, caso Estados Unidos y Canadá; y otros con luces positivas que generan cierta incertidumbre en lo inmediato como es Argentina.

China.

China sigue siendo el principal mercado en volumen para la carne uruguaya, pero en los últimos meses ha experimentado un ajuste fuerte en los valores de compra, ya que, debido al momento del año en el que estamos donde los embarques arriban después del 23 de febrero, los importadores especulan sus compras y obligan a manejar precios de venta inferiores, explicó Berrutti. “China, en estos meses, no es el mismo mercado que tuvimos a lo largo del año”, agregó.   

El importador ha hecho ajustes importantes, por ejemplo, “la bola de lomo se negociaba en US$ 5.400 o US$ 5.500 y hoy se hace difícil colocarlo en US$ 4.500 o US$ 4.600, una variación del 18%”, indicó.

Asimismo, hay varios competidores que se posicionan en el mercado chino y juegan su partido. Según comentó el broker, “a nivel regional la competencia con Brasil es cada vez mayor, ya que es el país con mayor número de plantas habilitadas en China, también es necesario pensar en Argentina, pero el que más pega y compite mucho con Uruguay es Australia, que ya ha copado las cuotas de Estados Unidos, 418 mil toneladas de carne, y vuelca el grueso de su producción en China y eso pega por todos lados”.  

En los últimos meses el precio del ganado en Australia ha aumentado su valor y eso le puede jugar en contra y disminuir el comercio de carne. “Mientras China le de las posibilidades de seguir colocando carne a esos precios y, más, con los beneficios arancelarios que tienen en los distintos mercados, seguirán siendo un competidor de fuste.

NAFTA.

La colocación de carnes en Estados Unidos ha sido importante y la cuota está casi completa, solamente quedaban unas 100 toneladas en la última semana.

Mientras tanto, “ya se arrancó con los embarques con destino a Canadá para el cupo de 8000 toneladas para terceros países”, afirmó Berrutti. Se espera que este mercado quede colmado en el transcurso de enero cuando se permita el ingreso de los envíos.

Hoy Canadá ha impuesto algunos requisitos para la certificación de la carne que se exporta de Uruguay y eso ha generado algunas problemas que ya han sido solucionados.

Unión Europea.

El mercado de la Unión Europea “ha cambiado radicalmente” después de los hechos terrorista acontecidos en París, Francia. “Hubo una disminución abrupta del consumo de carne”, aseveró el broker.

Los importadores pidieron una dilatación de los embarques para la carnes que ya estaban compradas, y se observa una demora  para las negociaciones de nuevos contratos, también, con ajustes importantes de precios.  

Argentina.

Argentina está viviendo una gran distorsión de precios en estas últimas semanas, ya que nadie sabe de qué nivel será la devaluación que propone el presidente Mauricio Macri, dijo Alejandro Berrutti.

“Hasta donde no se conozca el nuevo valor de la moneda todo es incertidumbre, pero donde las diferencias de valores sean estas o más acentuadas, con el diferencial de precios que tenemos en el novillo y la vaca, puede ser un destino para la carne uruguaya”, afirmó. “Puede ser una luz muy positiva, como en 1998”, sumó.

Resultados.

Finalmente, Alejandro Berrutti confirmó que China seguirá siendo el principal de comprador en volumen de carne vacuna, sí no surge algún nuevo comprador que cambie radicalmente el destino de las carnes. “De esto aprendimos que sorpresas tenemos a diario”.

Escuche el audio:

Rurales EL PAIS