Carnes / Empresas

Marfrig y Minerva proyectan mejores compras de los mercados en 2017

El cierre de 2016 marcó pérdidas económicas para Marfrig y ganancias mínimas para Minerva.

Carne vacuna en frigorífico.

En las últimas horas las principales empresas brasileñas vinculadas al rubro de la carne vacuna, Minerva y Marfrig respectivamente, dieron a conocer los resultados económico del 2016.

Rafael Tardáguila, director de Faxcarne, explicó que Marfrig arrojó un resultado negativo “y de relativa consideración” para 2016: más de 700 millones de reales fue el rojo. Si esta cifra se pasa al tipo de cambio actual son unos US$ 230 millones.

Agregó que el ángulo positivo de la noticia es que este número “era el doble al cerrar el año 2015”. Por lo tanto, si bien la empresa perdió, “en 2016 su resultado mejoró frente al año anterior”.

En cuanto a los números de Minerva, “arrojaron un saldo positivo mínimo para una empresa de estas dimensiones: 12 millones de reales de ganancia”. Sin embargo, la multinacional registró una caída considerable (82%) respecto a sus ganancias de 2015.

Tardáguila señaló que por más que sean empresas multinacionales, el grueso de sus actividades está dentro del mercado brasileño -tanto en actividad como en ventas-. Indicó que éste “ha pasado por un año muy difícil debido a, por un lado, un precio del ganado relativamente caro, y por el otro, las dificultades por pasar ese precio tanto al mercado interno como también en el mercado internacional”. 

Sin embargo, ambras empresa coinciden en las expectativas más favorables y optimistas para este 2017. Según Martín Secco, director ejecutivo de Marfrig, “los precios ahora muestran una mejora en relación a los dos años anteriores”.

Desde la empresa también esperan “mayores compras en este 2017 en algunos de los mercados claves para la carne vacuna, como es para Brasil el caso de Rusia” señaló el director de Faxcarne.

Desde Minerva consideran que la ecuación y el mercado “está teniendo una mejora relativa”, dijo Tardáguila. Agregó que los argumentos de la multinacional son “un precio de la hacienda de Brasil que tiende a bajar en reales y las condiciones algo mejores en la venta del mercado interno y en casos puntuales en el mercado internacional”.

Escuche a Rafael Tardáguila:

Rurales EL PAIS