Carnes / Empresas / investigación

Marfrig, Microsules y MGAP trabajan en conjunto para determinar tiempo de espera del ethion

En quince días podrían conocerse los primeros resultados.

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

“Es un ensayo que empezó hace dos meses en Tacuarembó y estamos abocados a determinar la depleción del ethion en los distintos tejidos del organismo animal”, comentó Gonzalo Simone en Valor Agregado en radio Carve.  

El integrante del departamento técnico de Laboratorios Microsules dijo que se trata de un trabajo en conjunto entre Marfrig, Microsules y el MGAP que consta en hacer baños medidos a los animales, y posteriormente, cada quince días se envían cuatro vacunos a faena para extraer muestras de los músculos, hígados, riñones y grasa perirrenal.

Explicó que “cada quince días se faenan cuatro animales y se analiza cómo va disminuyendo el residuo en los distintos tejidos”. Hasta el momento ha concluido que “el principio activo persiste mucho en la grasa perirrenal, pero en los músculos y el resto de los tejidos hemos tenido valores por debajo del cero”.  

El técnico afirmó que en menos de un mes, si sale todo bien, se va a hacer la última faena de estudio y luego se conocerán los resultados. Este análisis tiene como fin conocer con exactitud cuál es el periodo de tiempo necesario para que el productor pueda enviar su ganado a frigorífico y no tenga inconvenientes con trazas de ethion en carne en los mercados con esas exigencias, por ejemplo Estados Unidos.

Escuche a Gonzalo Simone:

Rurales EL PAIS