Carnes

La China del futuro será más rica y mejorará la demanda de carnes

Crecerá población mundial y prevén que India será la nueva potencia.

Alfonso Capurro, CPA Ferrer.

Alfonso Capurro, CPA Ferrere.

Pablo Antúnez.

China continuará siendo el gran mercado en los próximos 15 o 20 años y según el economista Alfonso Capurro, gerente del Departamento de Consultoría de CPA Ferrere.

En el marco de su disertación en el Seminario Internacional de Producción Ovina, organizado por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), en el marco de sus 50 años de vida, el especialista consideró que “la china de los próximos 15 años, para nosotros es mucho mejor, será un país con mucha gente, consumiendo mucho más y menos competitiva con Uruguay. Es una china más rica, que consume y que compra más de lo que nosotros vendemos. El problema es hacer una transición exitosa” hacia ese camino.

Capurro no pasó por alto que la desaceleración que vive hoy el gigante asiático está generando dificultades en el sistema financiero y que empeoró la rentabilidad de las empresas”, pero consideró que “se mantiene el control sobre la economía. Hay que quitarle dramatismo a la caída de la economía China”, insistió el especialista de CPA Ferrere.

El disertante, que además es Master en Economía en la Universidad de Pompeu Fabra (Barcelona), estimó que en los próximos años se verá a la economía china remando para crecer en el entorno de 6%. “Para países como nosotros no podría ser mejor, si logra una transición exitosa. La china de los últimos años que crecía al 10%, creció exportando, produciendo con mano de obra barata y consumiendo poco”, remarcó. Es más, explicó que en un período de 15 años, “una economía que invierte el 40% del Producto Interno Bruto (PIB) consume poco. Si uno ahorra mucho consume poco”.

Para Uruguay, China es el principal importador de carne bovina y menudencias —medido en volumen— y es hoy el segundo mercado para la carne ovina con hueso, pero aún hay mucho para crecer en segmentos especializados, el problema de Uruguay es que no tiene más producción.

Capurro brindó buenas noticias para el sector productivo e industrial, pues mostró que la China que se viene, pasa a tener un modelo de crecimiento con consumos y con salarios altos. “El consumo para los próximos años pasará del 47% del PIB al 66% PIB. El problema que tiene China es que tiene que lograr una transición exitosa de un país que exporta con salarios oprimidos, para pasar a ser un país que exporta en base a eficiencia”.

Por otro lado, más allá de los problemas, el economista consideró que hay mejores perspectivas para la carne ovina y otros productos uruguayos en Brasil. “Uruguay mejora la competitividad con Brasil y eso vale para nuestras exportaciones, pero también para los mercados en que nos cruzamos afuera. Eso también hace que los brasileños, si bien el PIB está cayendo en volumen, este retroceso del real de 4 a 3,30 (frente al dólar) hace que los ingresos en dólares mejoren un poco y la capacidad de pagar el kilo de cordero en dólares, está un poco mejor y hay mejores perspectivas que hace un año”.

También dijo que India “será el más grande del mundo en 2022 en términos de cantidad de personas y Nigeria tendrá más población que EE.UU. en 2050 (datos de ONU). Pero será en Medio Oriente y norte de África donde se dará la mayor explosión demográfica que tendrá el mundo en los próximos años”. Todo eso, “es relevante para el rubro ovino, más pobladores son más consumidores, pero también es relevante desde el punto de vista del crecimiento económico”.

Mercado. Por su parte, Nils Beaumond, veterinario y especialista en mercado cárnico de la consultora Gira —una empresa de investigación de mercado con sólida reputación mundial—, explicó que “hay países tradicionales que todavía demandan carne ovina. Estoy pensando en Medio Oriente o África del Norte, donde hay una gran población que se está incrementando y una producción limitada por razones climáticas y topográficas. En esos países hay una demanda tanto para cortes de alto valor, para carne de cordero de calidad, así como para carne de animales adultos. En esas zonas también hay mucha gente con menos poder adquisitivo. En esos países, el ovino es la carne preferida”, explicó el experto de Gira.

En China, consideró que “hay oportunidades para cortes de alto valor en circuitos especiales de hoteles y en circuitos de alto valor”. Beaumont dijo que “con la demanda creciente, el precio de la carne ovina aumentó mucho” e incluso, “los precios alcanzan unas tres veces el precio de la carne de cerdo”.

Rurales EL PAIS