Carnes

La carne presente en el acuerdo Mercosur/UE

Esta semana ganaderos de la región estarán “en la mesa de al lado”, en cumbre de Brasilia.

Andando. Trascendió que UE habría manejado una cifra baja, pero lo importante es que se avanza. Foto: Pablo D. Mestre

Guillermo Crampet
Los productores ganaderos del Mercosur y sus gremiales se juegan cartas importantes, esta semana en la capital de Brasil, que podrían ser fundamentales para avanzar en la negociación comercial entre el bloque y la Unión Europea (UE).

Y más si se tiene en cuenta las filtraciones de las últimas horas. Altos funcionarios de la región europea han informado que la Comisión Europea ofrecerá a los países del Mercosur una cuota de 70.000 toneladas de carne vacuna, compuesta por 35.000 toneladas de cortes enfriados y 35.000 de congelados.

“No es un número que conforme” pero significa “un paso muy importante, teniendo en cuenta que en un principio la carne no integraba el inciso agrícola”, aseguró a Rurales El País Jorge Riani, presidente de la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur (FARM).

La FARM entiende necesario que la cuota cárnica “supere las 100.000 toneladas” que serán distribuidas entre los cuatro países del bloque sudamericano, explicó Riani. En primera instancia se había solicitado un contingente de 380.000 toneladas, que representa el 3% del mercado europeo, sin embargo y teniendo en cuenta las filtraciones, la contrapropuesta será sensiblemente inferior.

Riani destacó la voluntad de la Unión Europea para sentarse a negociar, pese al fuerte rechazo de Irlanda, Francia, Polonia, Hungría y Eslovenia. También consideró necesario que se firme el acuerdo en diciembre porque la UE comunicó que el próximo año inicia negociaciones con Inglaterra, que se retiró del bloque el año pasado, y dejaría de lado al Mercosur.

Avance.

Más allá que todos los integrantes de la FARM entienden que la propuesta de la UE fue “escasa”, es relevante “seguir avanzando” porque es de “mucha importancia” lograr un acuerdo que permita exportar carne vacuna con “cero aranceles”, estimó Martín Rapetti, represente de Argentina en la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur.

Explicó que un aspecto necesario a tener en cuenta, si se logra avanzar en el entendimiento, es la “no eliminación” de otras cuotas cárnicas como la Hilton y la 481 que son de relevancia para los países. “Es fundamental que lo acordado se agregue a lo existente, tenemos que sumar y nada de restar. No está en discusión ese punto”, señaló Rapetti.

Otro punto clave es el formato de distribución que se otorgue al posible cupo cárnico. El representante argentino considera elemental “avanzar en la cuota y no pelear por algo que no tenemos”, “primero tiene que estar la carne cerrada y después pensamos en la distribución”.

Polémica.

Por su parte Carlos Trapani, integrante de Paraguay en la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur, entiende que “siempre se piensa en un repartir en partes iguales para todos los países”. Aunque afirmó que Brasil y Argentina no están muy a favor en hacer “una división entre cuatro”.

La intención de estos países sería hacer una distribución porcentual en base al stock vacuno existente. Brasil accedería a un 40% del cupo, Argentina a un 30% y Uruguay y Paraguay a un 15% cada uno; distribución que no conformaría a estos últimos. Pero eso es otro tema…

Rurales EL PAIS