Carnes

Para Inac el dressing máximo de faena terminará con la discusión del rendimiento del ganado

Propuesta será elevada al MGAP.

Rurales - El País.

Rurales – El País.

El gerente de Calidad del Instituto Nacional de Carnes, Ricardo Robaina, aseguró en Valor Agregado en radio Carve que el dressing máximo de faena le pondrá punto final a la discusión del rendimiento del ganado, porque el productor “ va a tener claro, aunque no esté presente en la planta, qué le van a sacar del animal al momento que se determinen cuántos kilos le van a pagar; y eso le da tranquilidad”.

Ayer en la Junta de Inac, con votos de los productores y el ejecutivo, aprobaron un proyecto de dressing máximo de faena que será elevado al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para que sea aprobado. Además, se promovió la tipificación obligatoria en todos los frigoríficos operantes del país.

Explicó que en este planteo se podrá establecer qué se puede sacar entre la tercera y la cuarta balanza. Este proceso va a permitir “que la canal llegue estandarizada y teniendo en cuenta las estructuras que se pueden sacar y cuáles no, con una tipificación objetiva que será realizada por una máquina. Con estos dos elementos sabemos que se logran los acuerdos entre el productor y la industria”, indicó Robaina.  

En esta propuesta, la junta de Inac resuelve que se podrá remover unas quince estructuras; entre ellas la grasa escrotal; el exceso de grasa en la entrepierna; grasa del pliegue de la babilla; rabo y grasa que lo rodea; riñones y grasa de riñonada; médula espinal; exceso de grasa del pecho; abscesos y más.

Robaina afirmó que actualmente hay plantas frigoríficas que están cumpliendo con el dressing que establece el proyecto y otras no, pero es importante tener en cuenta que la norma no existe actualmente. Mencionó que “algunas industrias retiran algunas estructuras más porque está permitido”.

Este cambio, principalmente en las plantas que estaban retirando estructuras por encima de las que establece la nueva propuesta, va a permitir que el ganado seguramente mejore su rendimiento en faena.

De todos modos, dijo que “lo más importante es la seguridad que van a tener los productores en saber correctamente los kilos que se paguen, porque el proceso va a estar estandarizado y quizás antes era nebulosa más allá que el propio productor puede ir a mirar el proceso”.   

Los controles de esta nueva operativa, según explicó Robaina, se harán de forma aleatoria dentro de las plantas y trabajando con medidas preventivas que permitan brindar apoyo a las empresas.

Escuche a Ricardo Robaina:

Rurales EL PAIS