Carnes

Israel oficializó cambios en el proceso de faena kosher

Esta nueva exigencia va a provocar “una transformación importante en los jugadores del mercado”, aseguró especialista en faena kosher.

Rito kosher. Foto: Europa Hoy.

Israel oficializó una nueva normativa en el proceso de faena kosher de vacunos, que consiste en la “implementación de sistemas mecánicos que garantiza la inmovilización de los animales con un mejor nivel de bienestar animal”, explicó a Rurales El País Felipe Kleiman, consultor especializado en proyectos y operaciones de faena Kosher.

Explicó que muchos países del mundo “han incorporado la utilización de cajones de rotativa donde el animal ingresa al cajón y por medio de un comando gira y lo ubica en una posición ideal de faena”. Kleiman dijo que el sistema permite mayor contención y menos estrés en el animal, entre otras ventajas. Mientras tanto, “acá en el Mercosur se usa un sistema más antiguo”.

El especialista aseguró que esta nueva exigencia va a provocar “una transformación importante en los jugadores del mercado” por el nivel de inversión que requiere la instalación de la plataforma. Israel es un negocio que mueve en Sudamérica más de US$ 320 millones anuales, lo que significa un mercado destacado para los países de la región. En lo que va del año Uruguay exportó carne vacuna bajo el rito kosher por US$ 88,1 millones.

Kleiman comentó que la inversión necesaria para la instalación del equipo es destacada. El cajón con la implantación puede tener un costo de 200 a 600 mil dólares dependiendo del grado de facilidad de instalación de los frigoríficos. “No solo se requiere el cajón, sino también un espacio superior dentro de la planta que puede llevar a invertir en reformas y ampliaciones”, añadió.

Operacionalmente, el especialista en faena kosher dijo que el proceso será más lento al tradicional. “Hoy se pueden faenar entre 80 a 85 animales en una hora, mientras que con el cajón rotativo serán entre 50 a 60 cabezas en el mismo tiempo”, detalló.  

Sin embargo, una vez definido el proceso va a permitir alcanzar “certificaciones respetables en bienestar animal y eso puede mejorar los ingresos a los mercados para esta producto”. Además, Kleiman aseguró subas en el precio de importación por parte de Israel; lo que “cambiará la dinámica del mercado”.

Escuche a Felipe Kleiman:

Rurales EL PAIS