Carnes

Industrias se alistan para recibir a las cuadrillas de faena kosher

El arribo inicia a fines de octubre.

Carne kosher.

Faxcarne | A partir del lunes 23 de octubre comenzará a darse el regreso de los equipos kosher a la región, con incertidumbre por el momento sobre el precio al que se retornará y sobre las condiciones que se impondrán, ya que se estará a pocos meses de que el cajón rotatorio se vuelva obligatorio.

A partir del 1º de junio de 2018, los exportadores que no cuenten con el cajón rotatorio -una inversión que, por cajón, supera los US$ 200 mil- no podrán trabajar con el mercado israelí. Se trata de una nueva obligación impuesta por las autoridades israelíes teniendo en cuenta el bienestar animal.

Importadores israelíes presentes en Anuga consideraron que esta nueva obligación ya puede impactar sobre el mercado desde los primeros meses del año próximo, dado que se comenzará a tener una idea más cabal sobre cuántas plantas realizarán la inversión y, por lo tanto, si la oferta se resentirá.

El nuevo cajón implica un aumento sustantivo de los costos de producción, ya que el ritmo de faena baja de unos 100 animales por hora a alrededor de la mitad. Hay plantas que están optando por instalar dos cajones, de manera de poder mantener el ritmo. “Pero no todos lo pueden hacer, ya sea por lo que significa la inversión como por problemas locativos o de diseño de la planta”, opinó el importador.

En Israel se asegura que los stocks de carne en el país siguen siendo muy abultados, algo que ha sido la norma desde hace más de un año, y se utiliza ese argumento para intentar moderar los precios de compra en la región. También se mencionan los más abultados volúmenes que están adquiriendo en Polonia.

Sin embargo, desde el lado de los exportadores no se considera posible reducir los precios que rigieron previo al último receso, máxime teniendo en cuenta las nuevas inversiones necesarias.

Lo que queda bastante claro es que una vez instalados los nuevos cajones, los precios del kosher deberán subir, dado que los costos serán muy superiores y la oferta será menor, dado que no todos los frigoríficos realizarán la inversión.

Rurales EL PAIS