Carnes

Inac aseguró que el consumo de carne vacuna creció en 2016

También aumentó la carne avícola y cerdo, la ovina cayó.

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

El consumo de carne vacuna en el mercado interno cerró 58,2 kilos por habitante al año, cuando en 2015 había alcanzado 57,6 kilos, según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC). El presidente del organismo, Federico Stanham aseguró que “el consumo estuvo estable” y sumando las otras carnes (cerdo, pollo y ovinos) los uruguayos llegaron a consumir 99,9 kilos de proteínas al año.

Más allá del leve crecimiento en el consumo de carne vacuna en este 2016, también hay un incremento en el consumo de carne aviar que cerrará en 20 kilos y el cerdo llegó a 17,3 kilos. Contrariamente hubo una leve caída, de 3,8 a 3,7 kilos por habitante, en el consumo de carne ovina.

Stanham explicó que al medir el consumo de carnes, se incluye la carne que se vende a nivel de comercio, la que se vende a nivel de industria, la importada y la faena predial. “Se importaron alrededor de 4.300 toneladas, un poco más que en 2015, eso es consumo interno. El consumo estimado es de alrededor de 180.000 toneladas”, remarcó. 

A lo largo de este año, durante algunos meses, hubo una fuerte importación de carne vacuna desde Brasil y Paraguay que fue volcada al abasto. Se trató de pulpas desosadas, envasadas al vacío, que cubrieron el faltante de productos a nivel interno debido a que  en el invierno cayó la oferta de ganado preparado para faena.

A su vez, Stanham reconoció que el crecimiento en el consumo de carne aviar puede haber sido mayor al registrado por el INAC. “El sector avícola reclama que hay una alta evasión en el sector y se está trabajando con Cupra buscando encontrar dónde se dan las fugas para controlarlo. Seguramente el consumo de carne aviar va a pegar un salto cuando podamos solucionar la evasión”.

Entre las metas para 2017, el presidente del INAC enfatizó en incrementar y trabajar a rajatabla por la inocuidad de la carne que se vende. “Se va a dar valor creciente, con una visión integral de país. La idea es bajar el índice de informalidad para que la carne sea toda de origen conocido y que se trabaje en la cadena comercial con la inocuidad que el producto requiere. En eso se va a poner un esfuerzo muy grande”, afirmó.

Rurales EL PAIS