Carnes

Imposición de dressing máximo tendría un impacto positivo para el productor

De mantenerse el nivel de rendimiento de la primera semana del año y los precios del novillo, el productor recibiría US$ 15 más por su ganado.

Faena.  Foto: Rurales - El País

Faena. Foto: Rurales – El País

La normativa impuesta por el Instituto Nacional de Carnes que comenzó a regir el 2 de enero y determina una lista de estructuras máximas que se pueden retirar durante el proceso de dressing, ha generado, desde que se conoció la noticia a mediados del año pasado, muchas especulaciones de una posible mejora del rendimiento del ganado.

Finalizada la primera semana de actividad con la nueva implementación, la consultora Apeo realizó un trabajo donde presenta cómo ha sido el rendimiento del novillo gordo en cuarta balanza en los primeros seis días del año desde 2010 a la fecha. Para Ignacio Buffa, director de Apeo, el último dato aportado de 2017 marca un rendimiento de 53,9%, una mejora de 1% frente al porcentaje promedio de la primera semana 2010-2016 que presentó 52,9%.

Buffa comentó que si traduce este aumento de 1% en dinero, “implica, si esa mejora en el rendimiento de la carne no tiene implícito alguna reducción del precio del ganado, alrededor de US$ 15 millones que se transfieren al sector productor”. El analista reiteró que más allá de que el respaldo estadístico sea escaso por la reciente instrumentación del decreto, si se mantiene este aumento en el rendimiento el productor podría recibir un aproximado de US$ 15 más por novillo.

Con respecto a los resultados de años anteriores, en la primera semana de 2010 el rendimiento del novillo gordo en cuarta balanza fue de 52,92%, en 2011 de 51,98%, en 2012 de 53,2%, en 2013 de 52,68%, en 2014 de 52,76%, en 2015 de 52,6% y en 2016 de 52,8%.

Escuche a Ignacio Buffa:

Rurales EL PAIS