Carnes

Hay demoras en los embarques de carnes uruguayas

Navieras muestran poca disponibilidad de contenedores.

Exportaciones en puerto de Montevideo.

Se está complicando el cumplimiento de algunos negocios cárnicos pactados con importadores de la Unión Europea, Estados Unidos y Asia debido a un faltante de contenedores refrigerados en las navieras. Según publicó Faxcarne, la logística para embarcar carne vacuna sufre desde la pasada semana serios retrasos que generan complicaciones y molestia en los operadores de este nicho de negocio.

Los retrasos se están generando a partir de una demanda estacional por la zafra de calamar —que además coincide con la de fruta del sur de Argentina y Brasil—, lo que restringió seriamente la disponibilidad de frío en las principales navieras.

Algunos frigoríficos y broker consultados por El País, aseguraron que “se está comenzando a complicar más” la exportación e incluso, para adelante, están previendo más inconvenientes debido a que comienzan las cosechas agrícolas de soja y otros granos en la región y la operativa exportadora quita barcos.

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, dijo ayer a El País que hasta ahora “no se recibió ningún planteo de ninguna de las gremiales (productores o industriales) nucleadas en la Junta Directiva” y adelantó que “INAC hará consultas para determinar si hay alguna gestión que se pueda hacer”.

La industria y el gobierno  tienen claro que las posibles complicaciones de embarques son cosas normales en el comercio exterior, pero aún así no se descartan gestiones para evitar daños en la imagen de la carne uruguaya.

Según Faxcarne, un operador dijo que la actitud que tomaron las navieras de relegar —sin previo aviso— a la carne a un segundo plano porque el calamar paga US$ 1.000 más de flete “no fue una buena” para un sector cuya actividad es regular a lo largo del año.

Otro broker explicó que desde la semana pasada tiene 10 contenedores para embarcar y recién para la presente le asignaron un cupo para apenas tres contenedores.

A su vez, los frigoríficos están preocupados por este rezago en los embarques de carne bovina desde el puerto de Montevideo, porque los agentes marítimos estiman que la actividad se regularizará recién en un par de semanas.

En 2015 la exportación de calamar  desde Uruguay demandó una gran cantidad de contenedores pero el año pasado la zafra fue nula, lo que no generó ninguna complicación a los embarques de carne  y este año se vuelve a operar con intensidad con el calamar.

Rurales EL PAIS