Carnes / Ovinos

Habilitación de EE.UU. abrió perspectivas para vender carne ovina con hueso a México

“México toma la habilitación de Estados Unidos para importar carne ovina con hueso desde Uruguay como una referencia positiva, por lo que somos optimistas en lograr el ingreso a ese mercado también”, dijo el gerente del Instituto Nacional de Carnes, Ricardo Robaina. Uruguay promoverá la cría de ovinos en compartimentos, recomendación de la Organización Mundial de Sanidad Animal, porque favorece las exportaciones, añadió.

539a4bb49aff0

Ovinos.

“La apertura dentro de 60 días a partir del 1° de julio del mercado de Estados Unidos para la carne ovina uruguaya con hueso, la tomamos con gran entusiasmo por la propia importancia que tiene puesto que el ovino, a diferencia del vacuno, se comercializa a mejor precio cuando es con hueso”, señaló el gerente de Calidad del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Ricardo Robaina, en entrevista con la Secretaria de Comunicación Institucional.

Mencionó que Estados Unidos es un mercado que tiene “gran trascendencia” en sí mismo y que muchos mercados lo toman como referencia. “Al estar habilitados por la norma sanitaria de ese mercado, otros países dan por bueno el hecho y también nos habilitan”, aseveró.

“México es un ejemplo y caso tipo que espera la habilitación de Estados Unidos para luego habilitar. Somos optimistas de que próximamente podamos vender también”, afirmó Robaina, quien agregó que Uruguay trabaja desde hace mucho tiempo en el mercado mexicano, para el ingresar carne ovina con hueso.

“La apertura es para los ovinos que provengan de la figura extra instalada en Uruguay y reconocida por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como lo es el compartimento ovino que tiene el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) en Cerro Colorado, departamento de Florida. No es cualquier animal de establecimientos que vendan a frigoríficos para procesar”, detalló.

Expresó que el instituto tiene interés en fomentar y promover la crianza de animales y la instalación de otros compartimentos a través de la institucionalidad agropecuaria, “porque ayuda a las exportaciones”.

Robaina explicó que ahora comienza la etapa en que aquellas plantas frigoríficas interesadas en exportar el producto deben hacer sus negociaciones, ofrecer el producto y conseguir compradores a precios razonables.

“Sabemos que el frigorífico San Jacinto enviará a técnicos de la gerencia de exportaciones a realizar investigación de mercados”, anunció.

En relación a las ventas de carne ovina sin hueso a Estados Unidos, desde su habilitación en febrero de 2014, sostuvo que se han concretado negocios de carne congelada por el entorno de 140 toneladas en dicho año y que en 2015 se enviaron muestras de enfriado para explorar esa posibilidad.

“Estamos haciendo los primeros negocios en un mercado que es provisto por otros proveedores. Entonces, abrir el mercado significa que tenemos que pelear el ingreso efectivo del producto y que nos compren la carne. Para eso es necesario desplazar a un competidor”.

Recordó que en 2014 las autoridades gubernamentales y privadas concurrieron a Philadelphia al momento del arribo de los primeros contenedores de carne ovina sin hueso “lo que derivo en buena repercusión de difusión. Seguramente en estos 60 días habrá tiempo para tomar medidas de promoción”.

Rurales EL PAIS