Carnes

Falta de competitividad no permite vender carne vacuna a Rusia

Rusia está mostrando “señales de activación” para la compra de carne vacuna.

Frigorífico Minerva, foto Minerva Foods.

S11 ARQUIVO 01/11/2013 ECONOMIA Frigorifico Minerva, terceiro maior processador de carne bovina do país FOTO DADO GALDIERI/BLOOMBERG

El mercado ruso está comenzando a mostrar “señales de activación” para la compra de carne vacuna, principalmente por una recuperación en el precio del petróleo; y es esperable que para este semestre esté “más agresivo” en la compra de productos, contó a Rurales El País Juan Galimberti, director de Food Forward.

Más allá de este cambio favorable, el broker de carnes explicó que las posibilidades para que Uruguay ingrese nuevamente con carne vacuna es difícil por la falta de competitividad con los vecinos. “A Rusia le resulta más barato comprar carne en Brasil o Paraguay que en Uruguay”, añadió. Actualmente Uruguay ingresa con menudencias (corazón, hígado y lengua).

“Es difícil ser competitivos con los vecinos”, y más si “las políticas y escalas entre la producción y la industria están muy separadas”, explicó Galimberti. “Si la competencia es feroz y la diferencia de precios es marcada, no nos van a comparar carne”, agregó.

El broker dijo que Rusia comienza a pararse nuevamente como importador y a largo plazo podría volver a ser un importador importante como lo fue hasta el año 2012. Este país pasó de comprar 700.000 toneladas anuales, aproximadamente, a 200.000 toneladas en los últimos años.

En los próximos meses, entre el periodo agosto/octubre, es esperable que los importadores hagan uso de las “cuotas más grandes” para cerrar negocios; sin embargo, los cambios que se han generado en el mercado internacional, especialmente en Brasil por los escándalos de corrupción, ha llevado a que los importadores especulen sobre las futuras compras y puedan no completar las cuotas cárnicas, comentó el empresario.

Escuche a Juan Galimberti:

Rurales EL PAIS