Carnes

Façoneros se reunirán con Astori tras gravar con IVA la carne aviar

Impuesto está bajando el consumo y el sector pide ayuda al gobierno.

Avicola del Oeste

Pollos. Venezuela dejó de importar y las cámaras están llenas de pollos; se reduce nivel de crianza.

 

Pablo Antúnez. 
La Asociación de Façoneros de Pollo asegura que ya desde estos dos primeros días que entró en vigencia la aplicación del IVA a las carnes blancas -pollo, cerdo, cordero y conejo- está “sintiendo el golpe” y espera fecha para reunirse con el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, tras haber solicitado una entrevista, para plantearle las dificultades que vive el sector.
La reimplantación del IVA motivó un aumento de $ 10 por kilo en el precio de venta al público, lo que está afectando el consumo, según un sondeo realizado por El País.
“La avicultura venía con dificultades. Esta cadena estaba igual que el sector lechero, estábamos solicitando ayudas y cuando los productores esperábamos esa ayuda, nos llegó el palazo de que se reimplantaría el IVA que ya tenía siete años de vigencia”, explicó a El País el presidente de la Asociación de Façoneros de Pollo, Daniel Pereira.
Al igual que la lechería uruguaya, la avicultura se complicó cuando Venezuela dejó de importar; ese país aún le debe a Granja Tres Arroyos US$ 7,3 millones desde hace nueve meses. Al cortarse la exportación de pollos, las empresas avícolas bajaron el nivel de crianza y eso “pegó duro en los façoneros”.
Pereira dijo a El País que “la exoneración de IVA a la carne aviar permitió un crecimiento en el consumo interno en los últimos años”, pasándose de 16 kilos a 24 kilos por habitante al año. “Ese crecimiento ayudó a absorber parte del aumento que tuvo la producción y ahora que se perdió el mercado venezolano, nos encontramos con la reimplantación del impuesto”, dijo.
El presidente de la Asociación de Façoneros de Pollo sostiene que la reimplantación del IVA, “va a matar al sector”. La gremial unió sus fuerzas con la Asociación Uruguaya de Criadores de Cerdos, para concientizar al Ejecutivo del daño que está causando la decisión tomada, porque en ambos casos se trata de productores familiares afincados en la granja.
También le pidieron una entrevista a la Comisión de Hacienda de Diputados para plantearle la problemática. “La viabilidad de ambos sectores está muy comprometida”, dijo tajante Pereira.
El gremialista reconoció que “es justo que el gobierno ayude a la lechería uruguaya” ante la crisis de precios y la sequía, creando un fideicomiso que permita la asistencia financiera, pero los façoneros sostienen que su sector “está siendo tratado diferente a pesar de que somos productores granjeros, a pesar de que no tenemos alternativas productivas y de que tenemos un debe grande en lo que es la reforma de la granja”.

RECORRIDA.

Mientras tanto, ayer una delegación de la Asociación de Façoneros de Pollo visitó la planta de Frigorífico Granja Tres Arroyos y algunas granjas avícolas junto a integrantes de la Comisión de Ganadería de Diputados, en el marco de una gira organizada para concientizar a los legisladores acerca de las características del sector.
Si bien la planta de Frigorífico “Granja Tres Arroyos” ya era una planta de avanzada antes de que llegaran los capitales argentinos y la compraran, hoy tiene tecnología modelo.
La delegación de diputados y productores fue recibida por el titular de la empresa, Joaquín de Gracia que junto a su hijo llegaron desde Argentina expresamente. A la vez, se visitó la granja de los façoneros, Fernando Sanabia y Graciela Barbosa, en Cerrillos, para que los legisladores pudieran interiorizarse acerca del proceso de crianza de los pollos y su posterior remisión a faena.
“La recorrida fue muy buena y los diputados quedaron muy satisfechos”, dijo Pereira al término del encuentro.
“Cuando concurrimos a la Comisión de Ganadería de Diputados para pedir que votaran recursos para crear una Unidad de Avicultura dentro del MGAP, que ayudara al sector a la conquista de nuevos mercados, notamos que había bastante desconocimiento del sector, por lo que prometimos organizar una gira para que los diputados pudieran ver con sus propios ojos la realidad del sector”, explicó Pereira.
La falta de más mercados es un cuello de botella que el sector viene arrastrando desde hace años, pese a que Uruguay está libre de las dos principales enfermedades que son Newcastle e Influenza aviar, que son las principales barreras comerciales para el negocio de la carne aviar.

Rurales EL PAIS