Carnes

Estiman que hubo leve baja en consumo de carne

Carniceros sostienen que hubo un gran avance del cerdo.

carnicería

Pablo Antúnez

Los carniceros estiman que 2016 cerrará con una leve caída en el consumo de carne vacuna per capita, pese a que el precio del producto a lo largo del año se mantuvo, dejando atrás los incrementos de otros años.

El presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), Hebert Falero, aseguró que esa leve caída “se notó en los mostradores” y aseguró que “no es un problema de la carne vacuna”, sino que se debe “a un mayor consumo de cerdo en el abasto”. La realidad es que hoy, el precio del kilo de un carré de cerdo o una bondiola es prácticamente la mitad del de cortes bovinos como la colita de cuadril, por lo que la carne vacuna —igual le pasa a otros países que son fuertes exportadores— se está convirtiendo en un producto de lujo.

El análisis técnico de José Bervejillo “Comportamiento del sector carne vacuna”, que conforma el Anuario de Opypa 2016, estimó que de las 543.000 toneladas de carne (peso carcasa) que se producirán en el ejercicio 2015/16, el abasto interno estaría acaparando 153.000 toneladas (el 28%), mientras que se habrían exportado 390.000 toneladas peso canal. Bervejillo estimó que el consumo de carne vacuna por habitante en este 2016 será de 45 kilos (sin contar menudencias y carne importada) y resultaría inferior al de 2015.

“No es un problema de la carne vacuna”, reiteró Falero a El País, es que “los consumidores están cuidando más los gastos y la diferencia de precios entre la carne vacuna y el cerdo  es grande”. A eso hay que sumarle un incremento en el consumo de carne aviar, que a diferencia de años anteriores mantuvo su precio y la oferta.

En 2015 el consumo de carne bovina por habitante cerró en 57,6 kilos cuando un año antes había llegado a 58,6 kilos y hubo un fuerte aumento en el consumo de cerdo (16,9 kilos)

Asados. Mientras tanto, la Unión de Vendedores de Carne espera una buena venta de asados bovinos a Fin de Año, fecha en la que junto al 1° de mayo es cuando más se despacha a nivel de los comercios este corte.

“Hay una oferta muy buena y el precio de los frigoríficos exportadores es muy bueno”, sostiene Falero, incluso admite que “está más barato que el año pasado”. Lo que está sosteniendo la oferta es la elevada faena de bovinos, lo que a su vez, permite una exportación fluida de este corte (básicamente hacia China). Otros años en estos meses en la plaza local —según los carniceros—  se daban faltantes de este corte y por lo general siempre subía.

Marca Propia. De cara al futuro, la Unión de Vendedores de Carne aspira a tener su marca propia y a lograr una mayor unión entre los carniceros que redunden en mayores beneficios para los consumidores.

“Recién el año que viene se va a consolidar la marca propia”, pero aparte “queremos darle identidad a las carnicerías de barrio. El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC) está muy interesado en que las carnicerías se profesionalicen y en que se fortalezcan frente a otras modalidades de comercio”.

Falero aseguró a El País que a pesar de todo el trabajo que se viene impulsando, “nos hemos encontrado con muchos escollos. Tenemos que lograr la marca propia si queremos subsistir, porque es difícil”.

Rurales EL PAIS