Carnes

El MGAP estudiará a fondo garrapaticidas

EE.UU. advirtió que había residuos en envíos de carne de 2015.

Carne

La detección de embarques con carne vacuna uruguaya procedentes de la planta de Frigorífico PUL (grupo Minerva Foods) con residuos biológicos como el Ethion, en este caso en Estados Unidos, pone en alerta a la producción sobre la necesidad de respetar los tiempos de espera antes de enviar haciendas tratadas contra garrapata a plantas de faena.

El pasado viernes, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca decidió suspender la certificación de los embarques a Estados Unidos a la empresa afectada, empresa que se puso a las órdenes de las autoridades para ayudar a investigar dónde se focalizó el problema. Los contenedores involucrados, así como otros que van en viaje hacia ese destino, retornarán a Montevideo.

Según supo El País, el Ethion es uno de las sustancias que son monitoreadas habitualmente por la Dilave “Miguel C. Rubino” —el laboratorio oficial— en el marco del Plan de Residuos Biológicos que se aplica en Uruguay.

En un mes llega la audotiría cárnica anual de Estados Unidos a la cadena cárnica y Uruguay deberá mostrar las acciones desarrolladas para solucionar el problema.

La detección del residuo por parte de las autoridades del Depatamento de Agricultura de Estados Unidos no es nueva, pues en noviembre ya había informado a Uruguay sobre su aparición. A su vez, cabe recordar que la Unión Europea había detectado rastros de invermectinas en la carne hace unos cinco o seís años que también complicaron la embarques.

Mientras a nivel de la empresa se hace una reconstrucción de las faenas y se apunta a detectar en qué predio se originó el problema —el Ethion forma parte de los garrapaticidas que se utilizan en los baños de ganado y en concentraciones menores en los fármacos usados para tratar mosca de los cuernos—, la Dilave piensa estudiar más a fondo los garrapaticidas que se emplean y busca concientizar a los productores sobre los problemas que acarrea su mal uso. Para eso, la meta del MGAP es apoyarse en las Comisiones Departamentales de Salud Animal (Codesas), donde también están nucelados los productores.

Rurales EL PAIS