Carnes

El compartimento “puede impulsar la ovinocultura en Uruguay”

“El negocio de engorde de corderos es muy bueno y hasta mejor que el de novillos”, dijo Gustavo Diéguez, expresidente de Frigorífico San Jacinto.

La apertura de Estados Unidos, un país con altas exigencias sanitarias, para la colocación de carne ovina con hueso genera “esperanzas” para avanzar con las habilitaciones en el resto del Nafta, la Unión Europea e Israel, explicó Gustavo Diéguez, expresidente de Frigorífico San Jacinto que formó parte de todo el proceso del compartimento.

“Es un trabajo de muchos años que necesitó ingenio para hacer el compartimento ovino, que muchas veces bajamos los brazos pero se logró inventar y pudimos demostrar a las autoridades sanitarias”, destacó.

Diéguez dijo que Estados Unidos sirve de ventana para acceder a otros destinos importantes para la producción de Uruguay. México con categorías adultas y la Unión Europea que sería un destino con “buenos valores” para la carne ovina con hueso, por ejemplo.

Este proceso de apertura e ingreso a mercados valiosos para el país puede impulsar la ovinocultura en Uruguay, contó el empresario. “El negocio de engorde de corderos es muy bueno y hasta mejor que el de novillos, pero también está el tema de predadores y abigeato que no se arregla con una Ley, es necesario que todos se involucren para salir adelante”.

Rurales EL PAIS