Carnes

China sigue manteniendo la avidez por las carnes uruguayas

Participación de la industria en feria SIAL fue tranquilizadora.

IMG-20160506-WA0002

Destaque. El stand de INAC en China, con 344 metros cuadrados.

Pablo D. Mestre.
El complejo cárnico uruguayo volvió a pisar fuerte en la feria del Sial en Shanghái. Se lució con un stand que llamó la atención no solamente por sus dimensiones (344 metros cuadrados, el más grande desde que comenzó la participación en esta feria, en el año 2004), sino también por su diseño y mensaje claro en cuanto a un país natural, que respeta la naturaleza y que saca provecho de ella en sus justas dimensiones.
Al igual que en el año anterior, Uruguay fue punto obligado de visita para centenas de interesados en la carne de este país, fundamentalmente vacuna pero también ovina y equina. Luego esto se concretará en negocios o no, ese es otro cantar. Pero la sensación que quedó entre quienes participaron, ya sea industriales, traders, brokers y los integrantes del INAC, fue de tranquilidad en cuanto a que el principal comprador en volumen de la carne uruguaya seguirá demandando el producto.
Se da una coyuntura favorable desde el punto de vista de los competidores. Australia disminuyó mucho su saldo exportable y concentra sus ventas en Estados Unidos, dejando algo de lado al mercado chino. Pasó de ser el principal proveedor el año pasado al tercer puesto en lo que va de 2016, detrás de Brasil y Uruguay. Brasil, por su parte, valorización del real mediante, ya no es tan competitivo como lo fue en el primer trimestre del año. La moneda brasileña pasó del eje de los R$/US$ 4 a 3,50, una valorización de 12-13% que reduce la competitividad al sector exportador y reposiciona al mercado interno. Aunque esto no quiera decir que los exportadores brasileños pierdan pie, sin dudas es un cambio que no los favorece y los hace pelear más los precios para seguir con un negocio rentable. Eso fue claro durante la feria del Sial en Shanghái, donde se mostraron firmes al momento de negociar, planteando incluso cotizaciones superiores a las que manejaban en la semana anterior a la actividad.
En esos dos hechos se basa el cauto optimismo de la industria uruguaya de cara a los próximos meses, y la expectativa incluso de que China acapare proporciones crecientes del mercado, por encima del algo más de 50% actual. Más allá del riesgo que siempre implica poner la mayoría de los huevos en una misma canasta, también habla a las claras de la necesidad de comprar que tiene el principal cliente.
Esto luego se traducirá o no en mejores precios para la carne y el ganado uruguayo. Pero da un marco de firmeza que brinda tranquilidad en cuanto a que la corrección a la baja en los precios de la hacienda gorda no debería continuar. Lógicamente, la demanda china no es la única variable en juego. Pesan los demás mercados, pesan los problemas de restos de productos veterinarios en embarques a Estados Unidos, pesa la intención de Israel de volver a corregir a la baja los precios de compra, pesa la muy débil demanda europea de cara al verano boreal, así como también la reducida actividad importadora de Rusia y la nula demanda de Venezuela, el segundo mercado regional detrás de Chile. Y pesa también la oferta, obvio es decirlo, así como el marco de competitividad de un país caro y sin ventajas arancelarias como las que tienen algunos de los competidores.
Pero que el principal cliente muestre señales de que estará demandando el producto, es lo que se fue a buscar a la feria y es lo que se encontró. No es todo, pero es tranquilizador.

Vacunos en pie. Shanghái fue también el marco propicio para que se diera a conocer el interés de determinadas regiones de China en adquirir vacunos en pie desde Uruguay. Actualmente está habiendo una corriente comercial de ganado australiano, con precios muchos más altos que los uruguayos, que son transportados vía aérea a su destino en China.
Será cuestión de ver si dan o no los números para que este interés se transforme en negocios concretos, pero los certificados sanitarios están y poco más de un año atrás ya se hicieron varios embarques de vaquillonas Holando e incluso uno de ganado Aberdeen Angus por parte de la empresa Minerva.

Negocios Rurales. En la revista Negocios Rurales, de la Asociación de Consignatarios de Ganado -que se distribuirá gratis con El País el próximo martes- se incluirá una completa cobertura de la feria del Sial en Shanghái desde el propio lugar de los hechos. La visión de los industriales, la de los representantes del INAC, operadores del mercado cárnico, así como de los países competidores están incluidas en la edición de este mes de la mencionada revista.

Producción: Ing. Agr. Rafael Tardáguila, director de Tardáguila Agromercados.

Rurales EL PAIS