Carnes

China abre ventana para productos cárnicos uruguayos con mayor valor

Hay demanda que crece y buscan abrir negociación sanitaria.

Carne vacuna en frigorífico. Foto: http://politicaysociedad.com.ar/

Carne vacuna en frigorífico. Foto: http://politicaysociedad.com.ar/

Pablo Antúnez.

La demanda por cortes bovinos porcionados y productos procesados en China está firme, la carne uruguaya está muy bien posicionada y todavía hay mucho para crecer en este mercado.

Los exportadores, con el apoyo del gobierno, vienen analizando la posibilidad de poder ingresar —a futuro— con productos preparados directamente para el consumo, una vez acordados los protocolos sanitarios entre ambos países y habilitada la exportación. Uruguay ya está trabajando para comenzar a transitar ese camino y esos productos ya existen en el mercado pero son hechos a partir de la carne que se exporta a China, porque todavía no hay un acuerdo sanitario.

Todavía hay un camino largo por recorrer, pero surge una nueva posibilidad de valorizar la carne exportada, en un destino que hoy está acaparando el 50% del volumen embarcado y que es clave, porque además, permite el ingreso de cortes con hueso. “Son procesos largos pero lo importante es que la demanda está y el interés de los exportadores también”, afirmó el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, para quien el ingreso de productos procesados “se dará en forma natural”, aunque sean procesos largos.

A su vez, el director general para el Cono Sur del Grupo Marfrig, Marcelo Secco, empresario que también integró la misión comercial a China, reconoció que “tenemos un trabajo bastante reciente y agresivo en China”. Secco acompañó al ministro de Ganadería Tabaré Aguerre y refrendó las gestiones por el Tratado de Libre Comercio (TLC) que impulsa el gobierno de Tabaré Vázquez.

El empresario agregó que Uruguay “fue aspirado por una demanda China y una oportunidad de acceso directo que la venimos trabajando comercialmente”. Secco consideró que “la oportunidad para los productos procesados es bien importante” y reafirmó que Uruguay tiene la posibilidad de realizar internamente algunos procesos para llegar con productos de mayor valor agregado a los consumidores chinos.

Tras recorrer el mercado semanas atrás junto a Secco y otros empresarios de la carne, Stanham dijo que pudo ver, a través de las empresas que realizan comercio electrónico en China, que “hay demanda por cortes de carne uruguaya porcionados, hechos en China, pero del producto congelado que va de acá” y para el titular del INAC, lo más importante es que “hay una tremenda aceptación del producto uruguayo”.

Firmeza. China es el principal importador de menudencias y hoy está acaparando el 50% de la carne bovina exportada por Uruguay, país que tiene hoy más de 150 mercados habilitados, pero que sigue concentrando sus exportaciones en no más de seis.

Las importaciones cárnicas de China crecieron 13,02% según los datos del INAC hasta el viernes. Se llevan embarcadas 147.731 toneladas peso canal contra 130.705 toneladas peso canal a igual fecha de 2015. Se exportó carne por US$ 481 millones. Stanham aseguró que el mercado chino “está firme” y consideró que “no hay que esperar grandes variaciones de precios, pero en términos de demanda y de volumen está muy activo y no se ve ninguna señal de que eso se altere”.

Según la visión del jerarca, a eso hay que sumarle que el principal proveedor de carne vacuna hasta ahora, que era Australia, “se encuentra con problemas de producción, porque terminó su fase de liquidación de stock por la sequía, ahora está reteniendo y está con precios muy altos de la hacienda”.

Mayo de 2016 fue el momento del piso de precios en China, porque los valores venían bajando desde septiembre-octubre de 2015 y luego se estabilizaron, incluso hubo una leve tendencia a subir. “No tenemos ninguna señal de los exportadores de cosas extrañas”, afirmó Stanham.

Rurales EL PAIS