Carnes

Carne: China, Egipto y Chile vuelven a comprarle a Brasil

Desde mañana lunes, salvo a las 21 plantas investigadas.

Agradecido. Michel Temer reconoció el gesto de los países.

Pablo D. Mestre.
Es un alivio y no sólo para Brasil, la noticia que China, Egipto y Chile volverán a comprar carne tras las medidas de la semana pasada lo que podrían devolver tranquilidad a los mercados.
El gobierno brasileño confirmó ayer que Egipto y Chile decidieron normalizar las importaciones de carne, excepto de los 21 frigoríficos investigados por la Operación “Carne Flaca”, después de recibir las aclaraciones e informaciones técnicas transmitidas por las autoridades brasileñas. Además China comunicó más temprano ayer sábado que también reabrirá su mercado, en esas mismas condiciones, a partir de mañana lunes.
“Las medidas anunciadas por los gobiernos de Egipto y Chile corroboran la confianza de la comunidad internacional en nuestro sistema de control sanitario, que es robusto y reconocido mundiamente”, aseguró el comunicado del gobierno de Brasil.
Al agradecer por ese gesto de confianza y amistad, el gobierno de Brasil “renueva su interés en reforzar todavía más los lazos históricos mantenidos con ambos países y reafirma su inequívoca disposición en seguir transmitiendo a nuestros socios comerciales alrededor del mundo todas las informaciones sobre la seguridad de los alimentos producidos en Brasil”.
Según el comunicado, Egipto declaró oficialmente tener certeza de la calidad de la carne brasileña, después de exámenes realizados por tres diferentes órganos gubernamentales, que demuestra también que la producción de pollo y carne bovina en Brasil está de acuerdo con las leyes islámicas.
El Servicio Agrícola y Pecuario de Chile anunció que la suspensión de las exportaciones brasileñas de carnes bovinas, suinas y de aves quedará restringida a las 21 plantas envueltas en el caso.
El anuncio del gobierno de Chile sobre la eliminación de las suspensiones, según fuentes diplomáticas, fue hecho tras la visita de un equipo sanitario a Brasil en la semana y de haber recibido explicaciones del Ministerio de Agricultura. En el año 2016 las importaciones de carne brasileña realizadas por Chile sumaron US$ 441 millones.

China. El presidente de Brasil Michel Temer afirmó, a través de un comunicado ayer sábado, que la decisión del gobierno de China de reabrir su mercado a proteína animal producida en Brasil “es el reconocimiento de la confiabilidad del sistema brasileño de defensa agropecuaria”.
“Nuestro país construyó gran reputación internacional en este segmento. Y la posición de China es la confirmación de todo trabajo de esclarecer llevado a cabo por el gobierno brasileño en estos últimos días en todos los Continentes. Agradecemos el gesto del gobierno del presidente Xi Jinping”, afirmó.
La decisión de China está siendo vista como un alivio para los importadores, sobre todo después que los chinos anunciaran un acuerdo con Australia abriendo el mercado de carnes para la actuación de 59 frigoríficos de carnes rojas. Hasta entonces, sólo 11 estaban autorizados a vender en China.
Brasil nunca exportó tanto hacia China. Fueron cerca de US$ 2.000 millones sólo el año 2016. Hoy Brasil tiene 65 plantas habilitadas para vender para China, de las cuales 57 están autorizadas a hacerlo en este momento.
La expectativa ahora es que el movimiento de China acabe influenciando otros importantes mercados, como Hong Kong, segundo mayor importador de carne brasileña, que compró 1.620 millones de dólares en 2016.
(En base a OGlobo, GDA).

Rurales EL PAIS