Carnes

“Cada vez que embarcamos carne a Estados Unidos cruzamos los dedos”

Lo dijo Miguel Ameglio; ante precios similares entre EE.UU. y China es lógico que se prefiere exportar a China.

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

El director de Maximeat dijo en Valor Agregado en radio Carve que los controles sanitarios por parte de Estados Unidos siguen existiendo en cada ingreso de carne vacuna y ninguna empresa tiene garantías necesarias que brinden tranquilidad, por ende, en cada embarque hay que cruzar los dedos.

Ameglio explicó que los importadores norteamericanos están muy cautos en los negocios y no quieren pagar la mercadería hasta que pase correctamente los controles sanitarios, pero la ventaja es que por ahora no han ocurrido más inconvenientes con la carne uruguaya.

Esta incertidumbre en el mercado de Estados Unidos lleva a que las empresas exportadoras prefieren colocar su producto en otros mercados con menos niveles de exigencias y precios similares.

El broker afirmó que Estados Unidos, más allá de estos problemas para nuestro país, se posiciona entre los mercados más relevantes con más expectativas para la carne vacuna uruguaya en el segundo semestre del año, principalmente por los altos precios de los productos australianos.   

Si bien se viene una época de mayor demanda de carne vacuna desde el mercado norteamericano, es sabido que “Australia ha tenido una reducción significativa de la faena con precios internos que han subido cerca de veinte centavos de dólar por kilo carcasa”, que también influye en este aumento de perspectivas para que sea más atractivo para Uruguay.   

Para que Estados Unidos comience a ser un mercado más interesante por fuera de las 20 mil toneladas de cuota que dispone, Ameglio aseguró que el valor del producto debería aumentar entre un 10% a 20% para que fuera de cuota el precio seduzca en comparación a otras alternativas, ejemplo China.

“Con las 20 mil toneladas siempre estamos cortos, pero a modo de referencia los precios fuera de cuota están parecidos a China y, sumado los inconvenientes que estamos teniendo con Estados Unidos, se prefiere exportar a China”, finalizó el broker.

Escuche a Miguel Ameglio:

Rurales EL PAIS