Carnes

Brasil espera entrar con carne en EE.UU. en 2016

Minerva Foods espera que sea durante el primer trimestre.

Imagen IMG_4696aa

Fernando Galletti, presidente.

El presidente de la empresa brasileña Minerva Foods, Fernando Galletti, consideró que durante el primer trimestre de 2016 la carne bovina brasileña fresca podría estar ingresando al mercado de Estados Unidos luego de varios años de veda y tras cumplir todas las etapas formales.
Minerva Foods es la tercera mayor procesadora de carne bovina brasileña, pero el grupo tiene dos frigoríficos en Uruguay desde los que ya está entrando con sus cortes cárnicos a Estados Unidos y otros destinos de alta exigencia.
La apertura de Estados Unidos para la carne bovina brasileña fue anunciada por las autoridades sanitarias del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil el pasado mes de junio, pero todavía se dependía de la habilitación de frigoríficos y de la formalización de procesos de equivalencia de inspecciones. Ahora, Brasil espera que este mes el Departamento de Agricultura de Estados Unidos cumpla con la auditoría para habilitar frigoríficos exportadores.
“Sin comprometer fecha, creo que en el primer trimestre de 2016 existe una buena chance de tener el mercado abierto”, aseguró Fernando Galletti en una teleconferencia con analistas, admitiendo que el proceso burocrático para reabrir el mercado es lento.
Golletti recordó que la apertura de Arabia Saudita se anunció muchos meses antes de que definitivamente estuviera consolidadas. El ejecutivo explicó que las autoridades de Brasil y Estados Unidos están trabajando para la apertura del mercado, pero también admitió que el complejo cárnico brasileño espera una mayor apertura del mercado chino en un futuro.
Según su visión, Paraguay y Colombia, países donde Minerva también tiene operaciones, están trabajando en la apertura de nuevos mercados, movimiento que consolida a América del Sur como la principal región productora de carne bovina del mundo.
Analizando el mercado interno brasileño, el presidente de Minerva Foods sostuvo que el precio de la arroba de ganado gordo en el cuatrimestre en curso quedó estable y hasta tuvo una leve caída, algo que ya esta previsto.
Galletti aseguró que el consumo interno está reducido y la suba del precio del ganado gordo no es viable delante de la caída de los precios de otras proteínas que compiten con las carnes rojas en el mercado.

Rurales EL PAIS