Carnes

Avícolas denunciaron un aumento del contrabando

Están haciendo gestiones ante MGAP, el INAC y Aduanas.

Carne de pollo.

Pablo Antúnez

Las empresas locales nucleadas en la Cámara Uruguaya de Productores Avícolas (Cupra) están muy preocupadas y denuncian un recrudecimiento del contrabando de pollos enteros desde Brasil e incluso, también algunas partidas desde Argentina.

El presidente de Cupra, Domingo Esteves, aseguró a El País que la gremial ya denunció la situación al gobierno, especialmente ante la Dirección Nacional de Aduanas y al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y ahora “se están esperando resultados”.

En 2015, la gremial que nuclea a las empresas avícolas locales también salió a denunciar un recrudecimiento del contrabando de pollos desde Brasil e incluso hizo un trabajo de investigación que aportó a la Dirección Nacional de Aduanas, donde se mostraba que los pollos llegaban en autos, motos e incluso en ómnibus a los comercios de los departamentos limítrofes con Brasil, sin respetar la cadena de frío y en condiciones higiénicas bastante deficientes.

En ese trabajo que incluso fue refrendado notarialmente, Cupra sostuvo que entre el 25% y 30% de los pollos que se vendían en los departamentos limítrofes con Brasil era de contrabando y ese ingreso ilegal generaba una evasión fiscal de unos US$ 40 millones anuales.

“Hoy volvió a recrudecerse el problema. Es un tema de precios, cuando la diferencia es grande se nota más el contrabando. Veníamos de bastante tiempo con precios deprimidos en Uruguay, eso se fue corrigiendo y hoy estamos en un precio razonable”, argumentó Esteves.

Según Cupra, los pollos brasileños de origen ilegal “están llegando hasta Maldonado, Tacuarembó, Durazno, Treinta y Tres”, entre otros departamentos. El industrial aseguró que las empresas avícolas uruguayas están denunciando a Cupra que “no están pudiendo vender nada de su producción” y el problema se nota más “en los departamentos que son fronterizos con Brasil”.

Las autoridades de Cupra, según dijo su presidente, ya plantearon el problema al Instituto Nacional de Carnes (INAC), la semana pasada denunciaron en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y ante las autoridades de la Dirección Nacional de Aduanas. “Ahora estamos esperando resultados”, afirmó Esteves, que a su vez afirmó que “no se descarta ningún tipo de medidas si no se consiguen los resultados esperados”.

Para Esteves se precisa una “mayor actuación a nivel de Aduanas y las barreras sanitarias del MGAP” para frenar este flagelo, por más que el INAC incremente las inspecciones en las carnicerías y comercios.

Respecto al consumo, el presidente de Cupra afirmó que “no se nota una caída sustancial” más allá del aumento de precios que se registró en el consumo, donde semanas atrás el precio por kilo de pollo subió alrededor de 47% y eso acentuó la diferencia con el precio de la carne aviar producida por Brasil. “Si vemos la relación de precios de la carne aviar frente a la vacuna, hoy la carne de ave está en los niveles de precios que han conformado los comparativos históricos”, remarcó Esteves. Según las empresas venían perdiendo dinero y decidieron reducir esa pérdida de dinero.

Rurales EL PAIS