Carnes

Algunas plantas analizan leve baja de carne vacuna

Acompañando caída del precio del ganado gordo y dólar.

Carne

Pablo Antúnez.

Algunas de las plantas frigoríficas que tienen fuerte presencia en el abasto interno están procesando una posible baja de la carne vacuna que destinan al mercado interno, para acompañar la caída del precio del ganado gordo.

A ese descenso en el precio de vacas y novillos gordos, que se viene arrastrando desde hace varias semanas —mucho más pronunciado en la vaca gorda que en el novillo— también hay que sumarle una leve caída en el precio del dólar, porque son dos factores claves en la determinación de precios de la carne en el abasto interno.

La baja que se viene estudiando, posiblemente, ronde los $ 3 por kilo de la media res, pero dependerá de cada una de las empresas en función de las compras de ganado y los negocios pactados que tenga. Otras empresas no negaron a El País la posibilidad de un baja, pero han decidido esperar, mientras siguen analizando sus números.

Más allá de la menor actividad de la industria frigorífica, con faenas que están por debajo de las 40.000 reses semanales —la última semana informada por INAC mostró una faena de 39.289 cabezas—, el mercado está abastecido de carne, según aseguran empresarios del rubro y carniceros.

A su vez, siguen entrando cortes vacunos desosados desde frigoríficos exportadores ubicados en el sur de Brasil que ya son muy bien aceptados por los consumidores uruguayos; hay que sumarle algunas partidas de carne paraguaya en el caso de empresas multinacionales que también tienen presencia en suelo guaraní.

Firmeza. El presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), Hebert Falero dijo ayer a El País que más allá de que “el mercado está bien abastecido”, es notoria “la caída de la fluidez de entrega de los frigoríficos exportadores, debido a la menor actividad”.

De lo que más se quejan los carniceros, especialmente aquellos que trabajan más con cortes de novillos, es la falta de carne de esta categoría. “El carnicero que trabajaba siempre novillo y con un solo frigorífico, hoy día no lo puede hacer porque la mayoría tienen carne de novillo a veces”, admite Falero.

Según la visión del comerciante, “de un tiempo a esta parte no está fácil conseguir mercadería como estábamos acostumbrados”.
En cuanto a la demanda, el titular de la UVC aseguró que está “dentro de los niveles normales”, pero admite que hubo años en los que se vendió mucho más volumen.

Otras. Mientras tanto, el precio de la carne aviar en el mercado interno “sigue estable”, incluso algunas empresas bajaron sus precios y la carne de cerdo, luego de una suba de 7% que se registró cuando semanas atrás disparó el precio del dólar, también muestra estabilidad, principalmente en lo que son los cortes sin hueso que entran desde Brasil. El cerdo local comenzó a subir (cortes con hueso) en la medida que la demanda comienza a crecer por la época del año en la que estamos. El grueso de la importación de carne de cerdo proviene de Brasil, aunque también se importa de Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Chile y otros productores.

Según datos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, el volumen de carne suína importada creció significativamente entre 2005 y 2015 (el año pasado se importaron 22.325 toneladas). A su vez, de la mano de mejor oferta, el consumo por habitante subió 54% entre 2009 y 2014.

Rurales EL PAIS