Carnes

Aguerre dijo que escándalo de corrupción en Brasil no debe tener consecuencias locales

Controles uruguayos “son seguros”.

Carne vacuna en frigorífico. Paraguay. Foto: 5 Días

El escándalo de corrupción y adulteraciones de las certificaciones de carne vacuna y aviar que vive Brasil, podría llegar a beneficiar la carne bovina uruguaya en algunos mercados clave como China y Unión Europea, entre otros, según consideraron algunas fuentes del sector cárnico consultadas por El País.

Los beneficios podrían verse en el corto plazo, principalmente en China -primero comprador en volumen, en el caso de la carne vacuna uruguaya- y Unión Europea, donde van los cortes de mayor valor. En mercados como China, la carne bovina brasileña y las menudencias tienen una fuerte presencia y en años anteriores llegaron a desplazar a los productos uruguayos, causando caídas fuertes en los negocios.

Una investigación policial de dos años destapó el pasado viernes un esquema en el que inspectores sanitarios, supuestamente recibían sobornos de los frigoríficos para autorizar la venta de alimentos no aptos para el consumo. Más de 30 personas fueron detenidas hasta el momento y al menos tres frigoríficos fueron clausurados temporalmente.

En el escándalo están involucrados los dos grandes holding de la carne: BRF (en el segmento de la carne aviar y perteneciente al grupo multinacional del mismo nombre) y JBS S.A. (multinacional con un frigorífico en Uruguay) que es el mayor productor mundial de proteínas de origen animal.

Ayer, previo al consejo de ministros a celebrarse en Canelones, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre , reflexionó que el problema no debe generar consecuencias para Uruguay.

El secretario de Estado marcó las diferencias: “En el país vecino fallaron los controles y hay un problema de corrupción muy grande. En Uruguay nos diferenciamos por la implementación de normas claras y mecanismos de control y fiscalización seguros”, afirmó tajante Aguerre. Es que uno de los frigoríficos involucrados en el escándalo tiene presencia en Uruguay, donde maneja la ex plana de Frigorífico Canelones (JBS SA).

Corridas. Ayer el presidente brasileño Michel Temer, mantuvo reuniones de emergencia con varios de sus ministros, empresarios y embajadores de varios de los países que compran carne aviar y bovina procesada en Brasil.

Más allá de los establecimientos clausurados, hay otros 21 empresas brasileñas que están bajo investigación y la cartera de Agricultura apartó de su cargo a 33 funcionarios involucrados en el esquema de corrupción.

Brasil le vende carne a unos 150 países. Las exportaciones brasileñas de carne aviar superaron el año pasado US$ 5.900 millones. Los diez principales compradores fueron Arabia Saudita, China, Japón, Emiratos Árabes Unidos, Singapur, Corea del Sur, Kuwait, Egipto y Venezuela, según datos del Ministerio de Desarrollo y Comercio Exterior (MDIC).

A su vez, las ventas de carne vacuna brasileña sumaron US$ 4.300 millones y los principales mercados fueron: Hong Kong, China, Egipto, Rusia, Irán, Chile, Italia, Holanda, Venezuela y Arabia Saudita. Embajadores de varios países pedían ayer explicaciones al presidente brasileño Michel Temer.

Rurales EL PAIS