Carnes

Aguerre busca derribar la incertidumbre en torno a la cuota 481

“Para las decisiones a tomar hoy el tema no está en discusión”

Corrales

Corrales

Pablo Antúnez

El Departamento de Comercio de Estados Unidos decidió hacer un llamado público a todos los afectados por el funcionamiento de la cuota cárnica 481 que le asignó la Unión Europea en el marco del ligitio de más de 10 años que prohibió el ingreso al viejo continente de su carne vacuna tratada con hormonas. En Estados Unidos las hormonas forman parte del paquete aplicado en el sistema de engorde de la ganadería de carne.

El período de consulta pública que está en marcha termina el 22 de febrero de 2017 y si la cuota cae, no será de inmediato. Por eso, más allá del trabajo silencioso que realiza Uruguay a nivel político dentro y fuera de fronteras, con el apoyo de los privados, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, apuntó a tranquilizar a los productores —así como a los proveedores de insumos—, que deciden encerrar ganados en los corrales para luego procesarlos con destino a este cupo de alta calidad.

“Para las decisiones que se tienen que tomar hoy de cara a los próximos tres o cuatro meses, el tema no está en discusión”, dijo tajante al ser consultado sobre la posible caída de la cuota 481, fundamental para la ganadería uruguaya.

“Si se genera la incertidumbre de que esto se cae mañana, las decisiones en cadena terminan pegándole al primer eslabón, que es quien define el valor del producto. Me importa abrir la mayor cantidad de mercados posibles, mejorar los accesos, pero también transmitir cuáles son las reglas de juego”, destacó Aguerre.

A través de la consulta pública, las autoridades estadounidenses recibirán la opinión de los que están a favor y en contra del actual uso de la cuota.

“Terminado es proceso, puede abrirse un período de renegociación entre la Unión Europea y Estados Unidos, situación para la cual Uruguay está analizando cómo actuar”, explicó Aguerre negándose a dar hasta el más mínimo detalle. También podría llegar a pasar que alguno de los dos países —UE y EE.UU.— decida “denunciar el acuerdo y esas denuncias deben realizarse en los organismos formales de la OMC”, explicó el ministro Aguerre. La buena noticia es que una vez finalizada la denuncia, “hay un período de 6 meses por el cual la vigencia del acuerdo tiene que ser plena para ambas partes”, dijo el titular del MGAP.

El peor de los escenarios es que decidan que la cuota 481 no fue una solución al litigio, que desaparezca y después que se comunique en un plazo de 6 meses. Aguerre recordó que la limitante que siempre tuvo este cupo de carne bovina de alta calidad, para ganados terminados a granos durante los últimos 100 días previos a la faena, es que desde 2009 —cuando se firmó el memorándum de entendimiento entre UE y EE.UU.— “establece con claridad que la cuota se mantiene hasta tanto las partes definan otro arreglo” para su litigio.

¿Por qué es vital para Uruguay la cuota 481?. Antes de su existencia, Uruguay le vendía a la Unión Europea 10.000 toneladas de carne bovina madurada y desosada por US$ 100 millones. Cinco años después le está vendiendo 22.000 toneladas por US$ 215 millones. Uruguay está usando hoy el 25% de una cuota que en principio le fue otorgada a los exportadores de carne vacuna de EE.UU. y el otro gran proveedor, que también se verá afectado es Australia. Aguerre reconoció que “si a las toneladas que exporta Uruguay en el marco de la cuota 481 se le pone el valor promedio que son US$ 9.700 por tonelada y consideramos lo que esos mismos cortes vacunos hubieran pagado de arancel al entrar al viejo continente, la cuota 481 le reportó al país un beneficio de US$ 250 y US$ 300 millones”, destacó.

 

Rurales EL PAIS