Carnes

Aduana incautó 2.400 kilos de pollo de contrabando

Tras denuncia de privados; apuntan ahora a organizaciones.

Avicola del Oeste

Pollos. Cupra denunció que uno de cada cuatro que se consumen en Uruguay son de contrabando.

La Dirección Nacional de Aduanas (DNA) informó que fueron incautadas 2,4 toneladas de pollo de contrabando en departamentos linderos con Brasil. Ahora, luego de las primeras requisas se intentará desarticular a las organizaciones que se dedican a ingresar ilegalmente la carne blanca al país.

Las actuaciones realizadas por el personal de Aduanas fueron 106, con 40 incautaciones de 2.413 kilos de pollo de contrabando en Melo, Tacuarembó, Chuy y Rivera y surgieron luego de una denuncia de la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) donde se señaló que de cada cuatro pollos que se consumen en Uruguay, uno ingresa ilegalmente (19,5 millones de kilos de los 75 millones de kilos de consumo anual). Ayer, luego de un encuentro entre jerarcas de la DNA, la Cupra y la Asociación de Façoneros de Pollos se informaron los primeros resultados de las inspecciones.

El gerente del Área de Gestión Operativa Aduanera, Andrés Méndez, indicó que ante las denuncia recibida por la oficina de contralor se decidieron una serie de medidas, algunas de impacto inmediato como las inspecciones en zonas fronterizas con Brasil.

“Fueron inspecciones en comercios que habían sido denunciados y en otros que no. Después, habrá otras medidas, tendientes a atacar a las organizaciones que pueden estar en esto”, dijo Méndez.

El director nacional de Aduanas, Enrique Canon, indicó que las acciones efectuadas -además de las incautaciones- tienen un efecto disuasivo. “Ahora se trabaja en labores de inteligencia que van a llevar un tiempo mayor para golpear al gran contrabando y no a los expendios que son marginales en la población del interior”, dijo.

“En todo lo que tiene que ver con el contrabando, la Aduana puede parecer que esté quieta, pero hay investigaciones que requieren de tiempo y esa inteligencia aduanera para poder luego sí dar golpes que desarticulen verdaderas organizaciones para delinquir”, añadió el jerarca.

Por su parte, el secretario de Cupra, Carlos Steiner, explicó que la razón del encuentro con las autoridades aduaneras fue para fundamentar la denuncia de la gremial acerca del contrabando muy grande de pollo que llega desde Brasil.

“Tenemos el compromiso de la Aduana de seguir trabajando en forma intensa para ver cómo es posible detener esta invasión, sobretodo porque conlleva problemas sanitarios más allá de los problemas económicos. Uruguay es un país impecable desde el punto de vista sanitario y el contrabando puede afectar eso, tanto en los pollos como también a las carnes rojas”, sostuvo Steiner.

La posición más ríspida fue la de Daniel Pereira de los façoneros de pollos. “Ahora tenemos el IVA que terminó de afectar a los façoneros luego de que se cayera la exportación el año pasado. El IVA terminó de afectar al mercado interno y además agravó el tema del contrabando”, afirmó Pereira.

Explicó que su gremial solicitó la suspensión inmediata de la aplicación del IVA a las carnes blancas por “dos o tres meses” hasta que se puedan retomar las ventas a Venezuela. “Pedimos un poco de oxígeno. Es más fácil suspender el IVA que andar persiguiendo tres, cuatro, 15 bolicheros, sacándole 20 kilos de pollos a cada uno”, dijo Pereira.

Rurales EL PAIS