Campos

Ventas de campos bajaron en primer semestre del año

Análisis de “Agroclaro” en base a información de DIEA e INC.

Imagen Paisaje 1

Negocios. Menos de 20, con superficie en el eje de las 20 mil ha. Foto: RSC Productions.

 

Pablo D. Mestre.
teniendo en cuenta la información publicada por DIEA y el Instituto Nacional de Colonización, la empresa Agroclaro realizó el análisis periódico para lo acontecido durante los primeros seis meses del 2015, donde los precios de los negocios concretados se han mantenido o incluso bajado con respecto al 2014.
“Los ofrecimientos de campos superiores a las 500 hectáreas recibidos por el INC para el primer semestre de 2015 presentan la peculiaridad de ser de escaso número y además incluir un área relevante que pertenece a empresas de gran porte. Estas firmas deben cumplir en ocasiones con cronogramas y estrategias de negocios al momento de vender o comprar tierras, por lo cual dichas operaciones son excluidas del análisis que nosotros realizamos” afirmó el Ing. Agr. Nicolás Clement, socio de Agroclaro. “Teniendo esto en cuenta, son muy pocas las ventas que hubo entre particulares en este último tiempo; en base a la información publicada por el INC para el primer semestre del año, los ofrecimientos han sido menos de 20 y con una superficie asociada en el eje de las 20.000 hectáreas”.
La última información referida a compra venta de campos disponible emitida por la Dirección Nacional de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) corresponde al segundo semestre de 2014. Para dicho período la superficie vendida ascendió a 87.201 hectáreas con un precio promedio de 4.366 US$/ha.
“Al momento de analizar estos datos, hay que tener en cuenta que el área vendida es menor al 1% de la superficie de Uruguay, por lo cual el valor promedio alcanzado no puede ser considerado como representativo de lo que ocurre en el mercado de tierras”, agregó Clement. “Con la información que nosotros manejamos entendemos que el aumento en el valor por hectárea que surge de DIEA puede deberse a que hubo operaciones con un precio superior al del promedio para el período anterior”.
Debido a que en este último tiempo hubo pocas operaciones de compra venta no es posible realizar un promedio que sea representativo de lo que viene ocurriendo en el mercado de tierras. “Nosotros hacemos un seguimiento y análisis de la información proveniente del INC que nos permite conocer la ubicación, los tipos de suelo presentes, su uso actual y la infraestructura de los campos vendidos, así como las condiciones en las cuales se concreta cada venta” comentó Matías Cardozo, otro de los integrantes de la firma. “Actualmente contamos con una extensa base de datos que nos permite adjudicar el correcto valor de los establecimientos, independientemente de su orientación productiva y la zona y departamento en el cual se ubican”.
“Teniendo en cuenta la zona y las características de los campos, manejamos valores de referencia para los distintos tipos de predios en todo el país. En lo que va del año, hemos notado ventas de campos a los precios que teníamos como referencia pero también otros a valores algo inferiores; son muy pocas operaciones y puntuales por lo cual habrá que ver cómo evoluciona el mercado en los próximos meses. Sin duda el mismo se encuentra paralizado, con diferencias importantes entre el precio solicitado y lo que los compradores están dispuestos a pagar, lo que se evidencia en la baja superficie vendida”.
Al igual que en otros años, los campos más caros que se comercializaron son con un uso turístico o agrícola de alto potencial productivo; es así que se registró la venta de un campo en Rocha, cercano a la laguna Garzón, en casi 12.000 dólares por hectárea. Un valor similar se alcanzó para un campo de Colonia, con mayoría de suelos agrícolas y un índice Coneat promedio cercano a 200.
En el otro extremo, se vendieron campos ganaderos de basalto en Salto, con combinación variada de suelos de los grupos Coneat 1 y 12 y en distintas zonas entre 3.000 y 4.000 dólares por hectárea, y un campo ganadero forestal en Lavalleja a 3.600 dólares por hectá- rea. En los departamentos de Tacuarembó, Rivera, Río Ne-gro, Florida, Durazno, San José, Soriano y Flores también se registraron ventas con precios entre 3.500 y 8.000 dólares por hectárea.
La empresa Agroclaro realiza, entre otros servicios, valuaciones de tierras en el marco de sucesiones familiares y ventas de campo así como para instituciones bancarias, fondos de inversión, empresas y clientes particulares. Tomando las operaciones de campos que deben ser informadas al INC, georreferencia la información, lo que permite concluir en el tipo y características de las tierras que se venden y conocer su valor de comercialización.

Rurales EL PAIS