Campos

Tamberos y arroceros pagaron las rentas más caras en primer semestre

Subieron 22% y 14% en un año según las cifras de la DIEA.

La lechería y el arroz son lo que más gasoil consumen. Foto: AFP

En el primer semestre de 2017, el precio de los arrendamientos de campo con destino a lechería subió 22% y los arroceros 14% frente a igual período de 2016, por lo que los dos rubros más endeudados del sector agropecuario, tuvieron que pagar más dinero por la tierra que arrendaron para producir. Cabe recordar que en ambos rubros la mayoría de los productores son arrendatarios.

En el primero de los casos y en las mismas fechas de la comparación anterior se arrendaron 5.090 hectáreas por US$ 962.000 y un promedio de US$ 189 por hectárea, según los datos de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP).

El valor por hectárea del resto de los arrendamientos bajó entre 5% y 10%, dependiendo del rubro, según confirmó la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP).

Precios. Los contratos con destino exclusivo para ganadería y agricultura de secano acumularon 290 mil hectáreas; representaron el 73% del área arrendada en la primera mitad del año, según la DIEA.

En el caso de las tierras con destino a la pecuaria, fueron 221.007 hectáreas por US$ 14.339 y un promedio de US$ 65 por hectárea. A su vez, en el caso de las áreas agrícola-ganaderas, los contratos abarcaron 906 hectáreas por US$ 9.984 y un promedio de US$ 137 por hectárea.

Los contratos agrícola-lecheros abarcaron 906 hectáreas por US$ 154.000 y un promedio de US$ 170 hectáreas y los ganadero-arroceros demandaron 3.472 hectáreas por US$ 385.000 y un promedio de US$ 111 por hectárea.

A nivel general, en todo el primer semestre del año en curso se hicieron 1.268 contratos de arrendamiento que representaron 7% más que en igual período del año anterior.

Por otro lado, la superficie arrendada superó las 395.000 hectáreas, marcando una caída de 6% en este primer semestre de 2017. La superficie arrendada generó US$ 44,5 millones, con un precio promedio de US$ 113 por hectárea al año.

Analizando la información por departamento, los que mostraron más superficie arrendada fueron: Artigas, Soriano y Paysandú. En estos departamentos se registraron los precios más bajos: US$ 66 y US$ 70 (respectivamente).

Como siempre, Soriano, Colonia y San José fueron los departamentos con precios más caros, pues son los que tienen mayor área con destino a producción agrícola. Los precios promedio por hectárea fueron US$ 222, US$ 202 y US$ 172 por hectárea al año, respectivamente.

La DIEA mostró que el mayor número de operaciones se hizo con un plazo de dos años, situación que ya se había registrado en 2016. Los contratos con un plazo de cinco años fueron los que concentraron la menor superficie arrendada y el precio promedio más bajo.

Rurales EL PAIS