Campos / Clima

Las lluvias en La Pampa provocaron un “desastre” para el campo

En el norte provincial hubo lugares con 600 milímetros, una marca histórica.

La Pampa. Diario La Pampa, Argentina.

La Nación – GDA | Un verdadero desastre afrontan los productores del norte de La Pampa. En los últimos seis días, cayeron 600 milímetros en varias localidades, marca que representa prácticamente todo lo que llueve en un año.

Las precipitaciones comenzaron el martes pasado y no pararon hasta el mediodía de ayer. Los productores descuentan fuertes pérdidas para la soja sembrada que ya había concluido su ciclo y esperaba por la cosecha en las próximas semanas.

Además, en las zonas ganaderas del norte provincial se inundaron los campos y se perdió forraje para la hacienda y allí tampoco se podrán confeccionar, por las dificultades para entrar a los lotes, las reservas con silo de maíz.

“Esto es un desastre”, subrayó Andrés González, presidente de la Sociedad Rural de General Pico. “Es una locura”, agregó Néstor Soria, secretario de la filial Eduardo Castex de Federación Agraria Argentina (FAA), epicentro de las lluvias más fuertes.

“El promedio anual en nuestra zona son 650 milímetros y ya cayeron 600 milímetros”, dijo Soria sobre la situación en la región de Eduardo Castex. Con estas precipitaciones, en lo que del año allí ya rondan los 900 milímetros. Marzo y los primeros días de abril dejaron un nivel histórico de lluvias.

Hubo lugares con algo menos de precipitaciones, en torno de 500 milímetros (como los 520 mm en Winifreda), pero también otros donde se superaron largamente los 600 milímetros. Por ejemplo, en el paraje El Tala, al oeste de Ingeniero Luiggi, cayeron 680 milímetros.

En rigor, en la parte mixta agrícola-ganadera, en el noroeste provincial, los registros superaron los 500 milímetros, en tanto que en la zona más agrícola pura, hacia el nordeste, fueron de 250 a 300 milímetros.

“Todos los cultivos estaban entregados, habían culminado su ciclo y ya no podían absorber más agua”, contó González. “En las zonas ganaderas había maíz para picar para la hacienda pero ahora no se va a poder hacer por falta de piso en los lotes”, agregó.

Los caminos rurales están intransitables y hay cortes en las rutas 35 y 188. También están afectadas poblaciones urbanas. “La gente no puede llegar a los campos; hay muchas complicaciones operativas”, alertó Soria. Este productor señaló que en la zona se esperaba una buena cosecha de soja, pero ahora hay dudas. “Encima, los pronósticos están dando lluvias importantes nuevamente”, indicó.

Rurales EL PAIS