Campos

El precio de los arrendamientos subió por quinto año seguido

En 2014 se pagó a un promedio de US$ 174 por hectárea.

CULTIVO, CULTIVOS,  AGRICULTURA , AGRICULTOR TRABAJANDO EN  CAMPO , LECHUGA

Agricultura. Pagó el precio promedio más alto (US$ 331 por hectárea en promedio) y explicó el 50% del monto arrendado en 2014.

 

En 2014, la cantidad de contratos de arrendamiento de tierras bajó 3% respecto a 2013, pero el precio promedio por hectárea subió por quinto año consecutivo, en este caso 4%, según los datos que divulgó ayer la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.
Durante el año 2014 se realizaron 2.635 contratos de arrendamientos, lo que implica una disminución del 3% respecto al año 2013. Por su parte, la superficie arrendada fue de casi 887.728 hectáreas, siendo similar a la registrada el año anterior. El máximo de superficie arrendada se verificó en 2008, con 1.116.000 hectáreas.
Según el informe de la DIEA “desde 2007 a la fecha, con la única excepción del año 2009, los contratos de arrendamiento han superado las 800.000 hectáreas”.
El arrendamiento de tierras en Uruguay generó US$ 154,1 millones en 2014. El precio promedio de la renta fue de US$ 174 por hectárea al año, durante 2014, un aumento del 4% con respecto al precio medio de los contratos del año 2013, que fue de US$ 167 por hectárea por año, “continuando así con la tendencia creciente del precio de las rentas que se da desde el año 2009”, expresó la DIEA.
“No obstante, el incremento anual desde el año 2011 viene siendo a tasas menores”, agregó la dirección.
El informe destacó que “en el segundo semestre (julio-diciembre) se registra un precio promedio de US$ 180 por hectárea, siendo el valor semestral más alto que se documenta desde el año 2000. Por otra parte, se aprecia un aumento del número de contratos y de superficie arrendada del orden del 18% y 22%, respectivamente, comparado al primer semestre”.

Sectores.

Los contratos con destino a ganadería y agricultura de secano acumulan 623.978 hectáreas -la ganadería con 394.817 hectáreas y la agricultura de secano con 229.161 hectáreas-, lo que equivale el 65% del área arrendada en todo 2014. Luego viene la superficie arrendada para producción “agrícola/ganadera” con 174.760 hectáreas y más atrás la destinada a arroz con 30.158 hectáreas.
El valor promedio más alto lo pagó la agricultura de secano con US$ 331 por hectárea en 2014, lo siguió el arrendamiento para producción “agrícola/lechera” con US$ 204 por hectárea en el año. La lechería fue el tercer rubro que más renta pagó por el arrendamiento de tierras en 2014: US$ 196 por hectárea en todo el año.
La producción “agrícola/ganadera” destinó US$ 184 en promedio por hectárea en el año al pago de renta y la “lechera/ganadera” US$ 169 por hectárea.
La ganadería fue la que pagó menos por arrendamiento de tierras en 2014, con US$ 80 por hectárea en promedio.
Para este año, algunas empresas ya negocian ajustes a sus contratos de arrendamiento y para la campaña julio 2015-junio 2016 se prevé que sea mayor aún.
“En comparación con el año 2013, los contratos de 2014 presentan, en casi todos los rubros, leves aumentos en los valores medios y un descenso moderado en el número de contratos. Si se considera el destino principal, los contratos destinados a ganadería presentan un aumento del 6% en precio y una disminución del 5% en superficie arrendada. Por el contrario, los campos con agricultura de secano reducen en un 4% el precio y aumentan en un 8% la superficie arrendada con respecto al año anterior”, destacó la DIEA.
En monto, los pagos por arrendamiento de agricultura de secano acumularon US$ 75,9 millones, “correspondiendo a casi el 50% del monto total anual de los contratos registrados”.
Lo siguieron los pagos del rubro agrícola/ganadero con US$ 32,2 millones y las del rubro ganadería con US$ 31,6 millones. Después, pero con bastante menos monto vienen arroz con US$ 4,8 millones y forestación con US$ 4,6 millones.
El mayor porcentaje de hectáreas: 299.366 (34% del total) se dio entre US$ 50 y US$ 100 por hectárea.

Soriano el más caro y treinta y tres el “barato”.

“Los departamentos con más área arrendada fueron, Soriano, Río Negro y Durazno (en ese orden), teniendo los dos primeros presencia importante de agricultura de secano”, destacó la DIEA. Los contratos de estos departamentos sumaron casi 273.000 hectáreas -31% del área arrendada- por casi US$ 68 millones. El mayor precio promedio por hectárea en el año, se pagó por la tierra arrendada en Soriano: US$ 323. Lo siguió Colonia con US$ 266 la hectárea al año, luego vienen San José con US$ 239 y Río Negro con US$ 237. El menor precio fue en Treinta y Tres: US$ 90 en promedio.

Escuche lo que opina al respecto Sebastián Da Silva, de Da Silva Agroinmuebles, en declaraciones a Valor Agregado, Carve 850 AM.

 

Rurales EL PAIS