Campos

Campos: valores volvieron a los precios que se pagaban en 2010

Según Agroclaro pese a la baja de precio, “se ha vendido menos también”.


Pablo D. Mestre.

Finalizado 2017, la consultora Agroclaro realizó su habitual informe semestral del valor de la tierra y arrendamientos para el año. Consultados por El País, los directores de la empresa, los Ings. Agrs. Nicolás Clement y Juan José Fossati establecieron que durante el año pasado se concretó un menor número de operaciones inmobiliarias, y que los valores han sufrido caídas de hasta un 40% en relación a años anteriores.

“A pesar de que los campos han bajado notoriamente de precio, se ha vendido menos superficie de lo que preveíamos. En base al INC y si no contamos las ventas de empresas de campos forestales, la superficie vendida entre 2014 y 2016 fue de 48, 63 y 76 mil hectáreas respectivamente y los datos preliminares de 2017 arrojan un área de 54.000 hectáreas. Los precios en cambio han caído entre un 20 y un 40% desde sus valores máximos en 2014 y sin repuntes a pesar de lo que muestran algunas estadísticas. Los valores actuales se asemejan a los que había en 2010”, comentó Clement.

Ocurre que en Uruguay los campos son muy heterogéneos y el análisis de datos estadísticos con la poca cantidad de operaciones que hay actualmente genera desvíos importantes. “A todos los que somos del sector agropecuario, y luego de los precios máximos de 2014, nos ha costado acostumbrarnos a los nuevos valores de los campos, pero los negocios concretados no dan lugar a dudas” agregó Fossati.

Ajuste. Al mercado le cuesta adaptarse a la nueva realidad de precios, después del pico del año 2014. Foto: Pablo D. Mestre

Agrícolas.

Se destacan 3 compras que totalizan 5.457 hectáreas en Soriano y Flores, realizadas por dos Fideicomisos Financieros de tierras; un campo de 1.734 has, Índice Coneat (IC) 137 y otro de 2.768 has, IC 131 fueron vendidos en ambos casos a 6.500 U$S/ha. El tercer campo es de 955 has, IC 153 con una importante inversión en terrazas, represa y sistema de pivots que permiten regar 1/3 del área fue vendido a 6.400 U$S/ha.

En otras zonas se registraron precios similares; 2 campos linderos próximos a Quebracho en Paysandú que suman 3.270 has, IC 153, sistematizados para cultivos y con terrazas, que se destacan por representar un núcleo agrícola relevante, se vendieron a 7.000 U$S/ha. Representa la mayor compra del año, por casi 23 millones de dólares, y según las fuentes consultadas fueron adquiridas por un inversor europeo.

Se vendieron dos fracciones próximas a la ciudad de Paysandú que totalizan 712 has, IC 188 a 8.000 U$S/ha. En Colonia se vendieron 524 has ubicadas a 20 km de Ombúes de Lavalle, con IC 144 a 7.000 US$ por ha en tanto 513 has localizadas a 30 km de Colonia del Sacramento, IC 146 fueron compradas a 7.799 U$S/ha.

Los precios máximos, como ocurre generalmente, se registraron en San José; un negocio por la compra de 4/5 partes indivisas de un campo de 287 has con IC 183 ubicado al sur del km 77 de ruta 1 a un precio de 11.500 U$S/ha. Y otra transacción de 880 has, IC 161 y cerca de Libertad, vendidas a 9.000 U$S/ha.

Ganaderos.

Según Fossati “hoy en día hay muchos campos que han vuelto a la ganadería, como ocurre por ejemplo con varias estancias en el noreste del país; como ejemplo, se vendió una estancia donde probablemente se hacía agricultura y hoy haya vuelto la ganadería a 2.600 U$S/ha. Se trata de 592 has, IC 119 ubicados sobre ruta 44 y próximos a Vichadero, Rivera”.

Campos ganaderos intensivos donde parte del área tiene pasturas o cultivos ubicados en el sur del país se vendieron en el eje de los 4.000 US$ por hectárea. En Florida se vendió un campo de 1.058 has, IC 130 en la zona de Goñi (km 165 de ruta 5) a 4.500 U$S/ha y otro de 2.948 has, IC 112 próximo al km 143 de la ruta 6 a 3.725 U$S/ha. En Durazno se vendieron 568 has, IC 86 ubicadas a solo 5 km de Paso de los Toros y sobre el lago del Río Negro a 3.503 U$S/ha y en Salto se vendieron 498 has, IC 145 cerca de la ciudad de Salto a 3.650 U$S/ha.

Como referencia de campos ganaderos extensivos, hubo un remate judicial por dos fracciones de campo de basalto de similar tamaño y juntas (ubicadas 20 km al norte de pueblo Gallinal en Paysandú), que totalizan 917 hectáreas a un valor de 1.290 y 1.460 U$S/ha respectivamente, aparentemente adquiridas por las estancias linderas. Además se vendieron 1.584 hectáreas en dos bloques de campo próximos entre sí, a 60 km de la ciudad de Salto, con un IC 125 a 1.953 U$S/ha. En Cerro Largo fueron muy bien vendidas 1.973 has, IC 70 con costas al Río Negro, con monte de ribera y parque al margen del río a 2.429 U$S/ha.

Arroceros.

“Se vendieron dos estancias arroceras ganaderas en el noreste del país, donde las chacras de arroz se ubican principalmente sobre suelos del grupo Coneat G.03 y con sistemas de riego a partir de represas” según Nicolás Clement. “Una de ellas de 2.503 hectáreas, IC 89 sobre la ruta 26 (a 50 km de la ciudad de Melo), con represa e importante casco incluyendo planta de silos a 3.595 U$S/ha. La otra estancia no está tan bien ubicada (por camino vecinal, 45 km al noreste de Melo), es de 1.134 has con IC 119 también con represa, caminería interna y casco y fue comprada a 3.085 U$S/ha” agregó.

Forestales.

Se vendieron 595 has sobre ruta 98 al norte del departamento de Treinta y Tres con suelos del grupo Coneat 2 y un área relevante de prioridad forestal con IC 84 a casi 3.000 US$ por ha. Próximos a Arévalo, Cerro Largo se vendieron tres bloques de campo forestados que totalizan 1.166 has a 5.488 U$S/ha en un negocio que incluía la tierra y el valor de los árboles. En el departamento de Durazno, sobre ruta 100 y próximo a San Jorge se vendió una estancia de 1.062 hectáreas, IC 103, con suelos Coneat 8.6 de prioridad forestal en la mayor parte del área a 3.200 U$S/ha.

Otras ventas.

En este año también fueron vendidas 1.483 hectáreas, IC 110, con uso agrícola ganadero, con importante monte de ribera, ubicadas en la desembocadura del río Daymán en el río Uruguay y próximas a las termas y la ciudad de Salto a 6.500 US$ por ha. En la zona suburbana de Paysandú, sobre el camino a Casablanca se vendieron 377 has, IC 139 con uso agrícola a 7.615 U$S/ha y en las afueras de Melo se vendieron 207 hectáreas sobre ruta 8 y uso ganadero a 3.755 U$S/ha.

“También se destacan 632 has de campo vendidas en la zona de influencia de la eventual nueva planta de UPM, sobre el “camino del Tala” que une las rutas 4 y 5 a la altura de Paso de los Toros, con índice Coneat 122 a 4.893 U$S/ha; un valor por encima de lo que vale un campo en esa zona hoy” dijo Fossati.

Especialistas. Ings. Agrs. Nicolás Clément y Juan José Fossati.

Análisis.

“En el segmento de los campos más chicos hemos observado varias ventas, especialmente de productores que tienen la posibilidad de comprar el campo vecino lindero” comentó Clement y agregó que “en estos casos los precios pueden variar, incluso teniendo valores superiores a los del mercado, ya que quien los compra busca escalar su negocio. A su vez ocurre que en este tipo de campos las mejoras en casas, galpones, represas, etc. tienen una incidencia relativa mayor en el valor por hectárea, debido a su superficie, incidiendo positivamente en el precio también”.

Durante el año también se destaca la venta de las operaciones de la estadounidense Weyerhaeuser en Uruguay al grupo inversor brasileño BTG Pactual, incluyendo los campos que totalizan 120.000 has, en el norte del país principalmente.

Rurales EL PAIS