Caballos

Una gran “Cosecha” 2017 de caballos Cuarto de Milla subastó Valdez y Cía.

A cargo de Valdez y Cía., no sólo se vendieron todos los caballos Cuarto de Milla sino, lo más importante quizás, el local “Don Tito” desbordó de gente, muchos compradores, pero sobre todo muchos amigos…

Pablo D. Mestre.

La idea surgió, y se mantiene, como una reunión de amigos. Hace 16 años, en la bodega ubicada en Cerro Chapeu, cinco cabañas resolvieron hacer un remate ofreciendo toda la gama de posibilidades que brinda la raza Cuarto de Milla. En honor al local lo denominaron “Cosecha”.  Desde entonces, “La Frontera” de Lanfranco Hnos., “El Anastasio” de Nascimento y Barreto, “Los Alecrines” de Marcelo Rocha, “Maita” de Jacinto Larraechea y “La Vengadora” de Álvaro Indaburu, ofrecen cada año, lo mejor de su cosecha Cuarto de Milla.

En la noche del sábado, con un desbordante Centro de Ventas “Don Tito”, en Tacuarembó, a cargo de Valdez y Cía., se vendió todo en pista y con buenos valores.

Bajo el martillo de Alejandro “Nano” Núñez Lecumberry, secundado por todo el equipo de la centenaria firma de los Valdez y con los precisos comentarios del Ing. Agr. Pablo Barreto Amundarain, se logró un promedio general de US$ 2.806 por los 30 caballos comercializados, según este detalle, en dólares: padrillos: 5.220, 2.160 y 4.122; yeguas domadas: 3.780, 1.800 y 2.934; caballos: 1.530, 1.350 y 1.410; potros y potras: 5.040, 900 y 2.865 y piezas de cría: 2.060, 1.980 y 2.020.

 

“Se vendió todo y bien, entre mucha gente, que es el objetivo principal de las cabañas, que nos acompañen muchos amigos y vean lo que cosecha cada cabaña”, aseguró el Ing. Pablo Barreto.

Consideró que los valores estuvieron acordes al mercado, incluso algunos caballos con pretensiones, por sus líneas especiales de carrera, fueron aceptados por el mercado. Lo mismo las yeguas domadas, sobre todo las de “Maita” que cuentan con marca registrada.

También se subastó el Gran Campeón del Prado 2011, de “El Anastasio” y quedó en Tacuarembó, en una noche que operaron compradores de distintos puntos del país.

Por todo esto, el balance fue muy bueno. De una noche entre amigos y Cuarto de Milla. Y ya están trabajando para ofrecer la mejor cosecha en el 2018… Entre amigos claro.

Rurales EL PAIS