Caballos

Pondrán en marcha nuevas pruebas contra el muermo

Caballos incautados en Salto se destinan a faena humanitaria.

55159d9a98bf5

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca comenzará a usar en breve nuevas pruebas diagnósticas a través de sangrados, para prevenir el ingreso de muermo equino a Uruguay. Así lo confirmó a El País el director de la División Sanidad Animal (MGAP), Federico Fernández.

Desde que el año pasado se dieron casos de la enfermedad muy próximos a la frontera con Brasil, Uruguay extremó los controles sobre la población de caballos en Artigas, Rivera y otros departamentos limítrofes con Brasil, buscando mantenerse libre de la enfermedad. Incluso, durante algunos meses, estuvo prohibido el movimiento y las concentraciones de equinos en un radio inferior a 50 kilómetros de la frontera con Brasil.

En la medida que la situación en Brasil mejoró —el muermo es una enfermedad con antigua presencia en los equinos de ese país—, el MGAP fue flexibilizando las medidas, aunque mantuvo los sangrados.

“Hay miles de diagnósticos mensuales (a través de sangrados)”, afirmó Fernández a El País. A su vez, la Dirección de Laboratorio Veterinario “Dilave Miguel C. Rubino” avanza en la capacitación de personal para atender las nuevas pruebas diagnósticas que se pondrán en marcha en los próximos días.

Hoy la situación sanitaria de Brasil mejoró mucho y aunque siguen apareciendo casos de muermo, son muy esporádicos, brindando mayor tranquilidad a Uruguay.

Mientras tanto, el director de la División Sanidad Animal confirmó que “ya se hicieron los sangrados” a los 11 caballos incautados en Salto, luego de haber detectado su ingreso ilegal desde Brasil.

Los 11 animales serán destinados a sacrificio humanitario para evitar cualquier riesgo. Hasta hace pocos meses, previo a la aparición de muermo en Brasil, el MGAP donaba los animales incautados (sin guía o de dudoso origen) a la Policía, Centros de Equinoterapia o Escuelas Rurales, pero cuando crecieron los casos de muermo en Brasil se volvió a la faena humanitaria.

El muermo es una  enfermedad infecciosa causada por la bacteria Burkholderia mallei pero no sólo afecta a los equinos y mulares, también ataca al hombre. Incluye neumonías, necrepsias de piel y mucosas y nódulos, entre varios otros síntomas.

Rurales EL PAIS