Caballos / Criollos

Imponente “La Invernada”: vendió 33 Criollos a US$ 6.156 promedio

Pablo D. Mestre.
Efectividad absoluta…
Sí. Esa misma que a lo largo de los años “La Invernada” ha tenido en cuanta Marcha Funcional de caballos Criollos se realice, tanto en Uruguay como en la región, ayer quedó de manifiesto también en el mercado.

DSCN3092

Gerardo, Alejandro y Mauricio Zambrano, junto con el Ing. Joao Antonio Martins.

Es que la cabaña más ganadora en la prueba que demuestra la resistencia, rusticidad y capacidad de recuperación de la raza Criolla, una vez más demostró que las líneas genéticas que selecciona, desde hace tantos años, “siguen marchando”.
Y no solo en Uruguay.
En una hermosa jornada primaveral en el centro de la pista de la Rural del Prado, prolijamente acondicionada cuidando hasta el más mínimo detalle, cientos de personas procedentes de todo el país y de Argentina y Brasil, dieron el marco ideal para una jornada sensacional, que además fue seguida por muchos a través de CampoTV.
Bajo la conducción de Zambrano & Cía., con banco Itaú, no sólo se vendió todo, sino además con gran ritmo y valores que, una vez más, hacen que sea el mejor remate de caballos Criollos de la temporada.
Decir que los 33 productos ofertados y vendidos hicieron promedio en US$ 6.156, ya es bastante.
Pero también es relevante mencionar que se pagaron US$ 11.550 por “Amalita La Invernada” (Bolichero LI en madre Halcón LI), adquirida luego de intensa puja por cabaña “Paulista” de Brasil.
También vale la pena destacar la venta, en US$ 10.500, de “Afrodita La Invernada” (con la misma línea genética de Bolichero LI sobre madre Halcón LI), adquirida por “Ganadera Victoria” de Argentina.
O los US$ 10.710, en que Martín David, de Young, adquirió a “Lucila La Invernada” (Malambo LI en madre Lancero LI).
Fue tanta la demanda por las 25 yeguas de andar, comercializadas a un promedio de US$ 6.559, que en el último lote que ingresó a pista, se vendió primero una yegua en US$ 5.880 y la que quedó fue subastada en US$ 8.400, al ver que se terminaba la oferta.
Así, se subastaron: 25 yeguas de andar: 11.550, 4.410 y 6.559; 4 padrillos: 8.820, 3.570 y 5.460 y 4 yeguas de manada: 4.410, 3.780 y 4.148.
Por todo eso, que aunque no es novedad no deja de asombrar, una vez más “La Invernada” tuvo efectividad absoluta…

Previo al remate, la artista Catherine Vergnes interpretó, sobre una de las yeguas que se vendían la canción “Milagro come pasto”.

Rurales EL PAIS