Caballos

El País premió a los mejores caballos Árabes del año

Las Rosas Estancia presentó al mejor caballo: LR Forever Joy, y a la mejor yegua: LR Domenica, de 2017 en Uruguay.


Pablo D. Mestre.

Como cada año, El País distinguió a los propietarios de los mejores caballos Árabes: “LR Forever Joy” y “LR Domenica”, nacidos y criados en “Las Rosas”.

Además la cabaña de Laetitia D’Arenberg fue distinguida en el año 2017 como Mejor Expositor y Mejor Criador de caballos Árabes en Uruguay.

Vaya año el 2017 para Laetitia D’Arenberg pues, hace pocos días, también logró el Campeonato del Mundo en París con “LR Era de Excalibur”, también nacida en Las Rosas.

“Estoy orgullosa, es el fruto de mucho trabajo y pasión”, afirmó la principal de “Las Rosas”, quien recordó que hace muchos años su objetivo era criar los caballos que le apasionaban desde chica. Luego, ya instalada en Uruguay, trazó un proyecto de largo plazo que se fue cumpliendo paso a paso. “Con la asistencia de Roberto Serventi y de Olivia Strauch Braga, primero conquistamos premios en Uruguay con caballos que supimos elegir al comprarlos. Luego fuimos por más y ganamos con caballos nacidos en casa”, recordó D’Arenberg.

Pero no quedó ahí.

“Quisimos trascender fronteras, llevar la bandera de este magnífico país a lo más alto en la región”. Y también lo logró, primero con caballos comprado y luego ya con ejemplares nacidos en Uruguay.

Y había más…

Hace dos años llegó a la cúspide mundial, logrando en París el Campeonato del Mundo con “Excalibur”, primera vez que una cabaña uruguaya lo lograba. “Fue fantástico, ver la bandera uruguaya en lo más alto de una muy competitiva competencia lo recuerdo como una de las mayores alegrías”, confesó.

Y siguió…

Este año, hace pocos días, con una hija de “Excalibur”, “LR Era”, nacida y criada en Las Rosas, lo volvió a hacer. La potranca uruguaya fue elegida también como Campeona del Mundo en París. “Cuando aposté por este país sabía que se podían hacer las cosas y que podríamos convertirnos en referencia a nivel mundial en muchos aspectos, porque así como lo logramos con los caballos Árabes, se puede también destacar la producción uruguaya en distintos rubros”, aseguró la principal de Las Rosas.

Pero lejos de quedarse conforme con todo esto ya logrado, va por más. “Es que los caballos son mi pasión y voy a seguir siempre buscando la excelencia. Estoy muy conforme con lo que ya tenemos, pero ya están naciendo los potrillos y potrancas nuevos que nos motivan a seguir… Porque siempre hay que apostar por más”, sostuvo Laetitia D’Arenberg.

Rurales EL PAIS