Caballos

Criollos “Marcheros” se vendieron a US$ 4.083 de promedio en Salto

En Salto remataron Indarte y Cía. y Gastón Araújo.

Criollos Marcheros 2

Foto: Pablo Blanc. El Telégrafo de Paysandú

Criollos Marcheros

Foto: Pablo Blanc. El Telégrafo de Paysandú.

 

Pablo D. Mestre.

Un remate que “marchó” muy bien… Cómo no lo iba a hacer si justamente incluía de las mejores sangres “marcheras” de caballos Criollos.

En el marco de la Expo Salto, escritorios Indarte y Cía. y Gastón Araújo realizaron ayer la tercera edición del remate conjunto de los Criollos de “El Rumbo” de Gustavo Souza, “Los Olivos de Caraguatá” de José María del Campo, “San Telmo” de Horacio y Diego de Brum y “La Porfía” de Luis Astore”.

De entrada se registró el precio máximo del remate, al colocarse en US$ 6.300 “Espadilla Rumbeadora”, yegua de “El Rumbo”, cabaña que vendió 7 yeguas a un promedio de US$ 4.345, con mínimo de 3.600.

Las 8 yeguas de “La Porfía” se pagaron entre US$ 4.560 y 2.700, promedio US$ 3.255;

“Los Olivos de Caraguatá”, colocó 3 yeguas entre US$ 4.920 y 3.480, con promedio de US$ 4.280 y “San Telmo” colocó una yegua en US$ 3.960.

El promedio de las 18 yeguas fue US$ 4.083.

Finalmente se vendió el un padrillo de la cabaña “San Telmo en US$ 3.960 y un macho castrado de “Los Olivos de Caraguatá” en US$ 1.800.

Finalizado el remate, Gustavo Souza consideró que el promedio obtenido entre las cuatro cabañas “fue muy bueno teniendo en cuenta el momento en que estamos y me deja muy contento”.

Subrayó que “no hubo ninguna yegua que se trancara al comienzo, todas se arrancaban en 200 dólares la cuota de 12 y se vendían a muy buenos valores, demostrando que había demanda por toda la oferta”.

El Ing. Agr. Fernando Indarte Gianoni se mostró muy contento por el desarrollo de la subasta, e indicó que “las ventas fueron totales, demostrando que este remate de las “Sangres Marcheras” es un éxito de colocación porque hay siempre mucha puja y demanda”. Enfatizó que “nuevamente se fue gente sin comprar, que es lo lindo, porque es preferible esto y no que sobren caballos”.

Rurales EL PAIS