Avicultura

Producción de carne aviar cayó 11% al cierre de 2015

Consumo cerró en 24,4 kilos y crecieron las importaciones.

Avicola del Oeste

Rurales – El País

Pablo Antúnez

La  producción de carne aviar cerró 2015 con una baja de 11% respecto a 2014. El sector produjo 86.200 toneladas de las que se exportaron 5.700 toneladas y alrededor de 80.500 toneladas se destinaron al consumo interno que en 2015 cerró en 24,4 kilos por habitante al año, según un trabajo técnico publicado en el Anuario de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa).

Uruguay  pasó lejos los 15 kilos por habitante al año que representan al consumo mundial de carne aviar, con países como Brasil y Estados Unidos donde sus habitantes consumen 47 y 26 kilos al año, mientras que en China el consumo es de 14 kilos y en la India 2,6 kilos al año.

Uruguay exporta un volumen bajo, precisa exportar más y dejar atrás la concentración de mercados, con Venezuela a la cabeza. Según el trabajo de Opypa apenas el 7% de la producción se exporta, lo que comparándolo con las cifras mundiales que oscilan desde un mínimo de 2% en China a un máximo de 33% en Indonesia, pasando por el 17% de Estados Unidos y 28% de Brasil, no parece muy deprimido.

Por otro lado, las importaciones de carne aviar en Uruguay muestran volúmenes crecientes en los últimos años; pasaron de US$ 2 millones en 2008 a casi US$ 10 millones en 2014. Ese año se realizó por primera vez una importación de pollos enteros congelados desde Brasil que representó apenas el 0,9% del total importado en valor (cifra Opypa). En cuanto a orígenes, el pollo que ingresó a Uruguay correspondió: 52% a Brasil, 34% a Chile, 13% de Argentina y 1% de Estados Unidos. El número de importadores aumentó sensiblemente y pasó de una empresa en 2008 a 14 empresas en 2014. Los US$ 10 millones de importación en carne aviar procesada representan el 33% de lo que exportó Uruguay en su mejor año (2014).

Otros mercados. 

Según Opypa, existen pronósticos que establecen que las exportaciones de los principales vendedores de carne aviar —Brasil, Estados Unidos y Unión Europea— se recuperarán en este 2016 debido a factores de contexto difícilmente modificables en el corto plazo, por lo que la oportunidad para Uruguay estaría focalizada en pequeños mercados que tendrán mejoras marginales en la demanda como los países asiáticos y África, además de Rusia y Cuba que están modificando sus perfiles de abastecimiento. Si los factores de contexto continúan siendo favorables para el desarrollo de este sector y el desarrollo de políticas de incentivos se mantiene, esta cadena puede desarrollarse tanto para el mejor abastecimiento del mercado interno, compitiendo con el producto importado, como para consolidar una nueva alternativa exportadora.

Ambos cosas serán posibles —establece el trabajo de Opypa— en la medida que se resuelvan los aspectos que tienen que ver con las exportaciones, tanto con los compradores tradicionales o con la búsqueda de nuevos mercados por la influencia decisiva que tienen las mismas como factor de inducción de la producción global y la competitividad. El Plan Estratégico avícola es clave.

Rurales EL PAIS